RESTRICCIONES LABORALES

Apertura profesional, en medio de debate

Apertura profesional, en medio de debate
Sectores empresariales piden que se permita la entrada de trabajadores expertos en áreas que no están desarrolladas en Panamá como robótica, inteligencia artificial y realidad virtual. Archivo

Una propuesta disruptiva se convirtió en el foco de una discusión nacional: la necesidad de atraer talento extranjero para generar oportunidades a la sociedad y a la economía.

La idea planteada por el director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, Ricardo Hausmann, apunta hacia una evolución en las políticas migratorias para apoyar el desarrollo del país.

René Quevedo, especialista laboral.

“Explorar la posibilidad de traer profesionales extranjeros con experiencia tendría sentido si cumple con dos objetivos: formar profesionales panameños y generar empleos ”.

Argumenta que los extranjeros de alta calificación son complementarios, no sustitutos de los panameños.

En su análisis, en la medida que haya más gente que quiera venir a trabajar en Panamá, harán falta más apartamentos, escuelas, hospitales, oferta de entretenimiento, actividades todas que van a generar otros puestos de trabajo.

La idea, sin embargo, genera polémica en un país en el que hay unas 25 profesiones protegidas. Rápidamente se generó un enfrentamiento de ideas en la que las partes -a favor y en contra - hablan de cosas diferentes.

El primer gremio en reaccionar fue la Cámara de Comercio, que en su rutinario comunicado dominical dijo apoyar la promoción del ingreso de talento extranjero.

La agrupación precisó que el país debe competir por talento profesional “que nos ayude a fortalecer la educación nacional con una visión transformadora y en sintonía con la hora global. Al importar cerebros, elevamos el perfil de los profesionales panameños, lo que en la práctica aumenta los trabajos y mejora los salarios”.

A esto reaccionaron los abogados e ingenieros, sin obviar a ciertos políticos, que no encuentran la necesidad de traer talentos cuando el país experimenta una tasa de 7% de desempleo.

Sin embargo, voceros de la Cámara de Comercio aclararon que la apertura del mercado laboral debe enfocarse en áreas que actualmente no están desarrolladas en el país como inteligencia artificial, realidad virtual y áreas científicas que permitan generar nuevas plazas de trabajo.

Apertura profesional, en medio de debate

Indica que es más rápido traer el personal capacitado, para que transmita el conocimiento a los panameños, que formar, desde cero, ese capital humano en el país.

El gremio empresarial asegura que en ningún momento están solicitando que se elimine la idoneidad que exige la ley para ciertas profesiones, pero sí indican que es necesario flexibilizar la norma de contratación para los familiares de los colaboradores extranjeros que son contratados por las empresas multinacionales que se establecen en el país.

En Panamá, existen 25 carreras por ley que no pueden ser ejercidas por extranjeros, entre ellos enfermería; ingeniería y química, entre otros.

El análisis de Hausmann, en tanto, cuestiona que para ser profesor de una universidad pública en Panamá se deba ser ciudadano panameño. “Se trata de oportunidades pérdidas que restringen la transferencia de conocimiento hacia los alumnos”.

Olmedo Estrada, secretario general del Colegio de Economista de Panamá, sostiene que traer mano de obra extranjera desplazaría al talento local incrementando el desempleo. Actualmente en el país hay 146 mil 111 personas que no tienen trabajo.

Propone que el esfuerzo debe estar dirigido hacia sectores económicos como el agropecuario y la industria. “Hay que incentivar la inversión nacional y extranjera para que esas actividades comiencen a despegar y por ende hacer crecer la economía”, dijo.

Por su parte, la Federación de Asociaciones Profesionales de Panamá señala que las universidades estatales necesitan apoyo para seguir formando a los profesionales que necesita el país.

Este gremio también acusa a los empresarios de querer abaratar los salarios de profesiones especializadas, tal como lo hicieron con los trabajos con baja remuneración producto de la entrada masiva de extranjeros no calificados que llegaron al país.

Especialistas del mercado labora sostienen que hay que ser muy cuidadosos con el tema de la contratación de personal extranjero.

“Definitivamente vamos a tener que traer personal especializado de otros países para atender a la industria que está dando sus primeros pasos en Panamá (por ejemplo la minera). Sin embargo, lo que no debería ocurrir es traer extranjeros para posiciones que podemos cubrir con el talento local”, dijo Ariel Ayala, gerente de desarrollo de negocios de ManpowerGroup.

De acuerdo con la encuesta de escasez de talento de ManpowerGroup (2019); 4 de cada 10 empresas en el país tienen dificultades para cubrir sus plazas vacantes.

Las habilidades más difíciles de encontrar son personal especializado en ventas y marketing; técnicos; ingenieros; expertos en tecnología; gestión administrativa y de oficina; contabilidad y finanzas; oficios calificados; conducción y logística; manufactura, así como profesionistas como investigadores y abogados especializados.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL