PROYECTO MINERO

Un contrato sin piso sólido

Un contrato sin piso sólido

El enorme proyecto de extracción de cobre en los distritos de Donoso y Omar Torrijos Herrera, en la provincia de Colón, se encuentra en medio de una encrucijada política y jurídica.

+info

Presiones políticas complican estatus legal de Minera Panamá

En 11 días se llevará a cabo la primera exportación de concentrado de cobre de First Quantum, a través de su filial Minera Panamá, y los planes del Gobierno respecto a darle “certeza” a esta inversión son cada vez más lejanos.

¿Qué pasa con el contrato de concesión de esta minera? ¿Por qué razón hay que ratificar dicho documento en la Asamblea Nacional si la empresa opera en el país desde 2013? ¿Cuál es la razón por la cual, cuando hablan de Minera Panamá y su contrato, se termina haciendo alusión a la concesión de Petaquilla Minerals y un contrato de data de 1997?

Para entender las complejidades de la industria minera en Panamá hay que remontarse a la década de 1990. Fue en ese periodo cuando Petaquilla Minerals logró un contrato de concesión con el Estado.

Esta empresa, de capital panameño, liderada por Richard Fifer, dividió el negocio en dos operaciones: Petaquilla Gold (encargada de la extracción de oro) y Petaquilla Copper (responsable de la extracción de cobre).

Hasta ese momento era bastante claro quiénes eran los actores visibles del negocio. Pero en 2008 entró al ruedo Inmet Mining, que compra las operaciones de Petaquilla Copper, y así se queda con la concesión de cobre.

Luego, en 2013, apareció en la escena First Quantum, tras adquirir Inmet Mining mediante una oferta de $5,100 millones que le da el control del proyecto de cobre. Todas las operaciones financieras tenían como base legal la concesión que desde 1997 había otorgado el Estado.

Un contrato sin piso sólido
Un contrato sin piso sólido

Había mucho en juego; se trataba de una de las reservas de cobre sin desarrollar más grandes del mundo.

Y antes de que la empresa canadiense First Quantum, entrara en la ecuación, el contrato de Petaquilla había sido demandado ante la Corte Suprema de Justicia por el Centro de Incidencia Ambiental (CIAM), con el propósito de detener el daño ambiental que produciría la extracción de oro y cobre.

Fue hasta el año pasado cuando el pleno de la Corte declaró inconstitucional la Ley 9 del 25 de febrero de 1997, que aprobó el contrato entre el Estado y Petaquilla.

De esta forma quedaba la mina de cobre en medio de un aparente limbo jurídico. El Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) considera que el contrato de concesión minera, y su prórroga, se mantienen vigentes en todas sus partes, pese al fallo de “inconstitucionalidad” dictado por la Corte.

No obstante, creen que es necesario descartar cualquier duda sobre la aplicabilidad del fallo respecto al contrato de concesión.

Telaraña legal

El contrato minero, de acuerdo con el Gobierno, se mantiene vigente por varias razones. Primero, por seis recursos legales que la Corte no ha respondido, por lo que hay voces que advierten de un contrasentido al enviarse el mismo documento a la Asamblea Nacional.

Cinco de los recursos fueron presentados por Minera Panamá: un incidente de nulidad, una advertencia de inconstitucionalidad, una de revocatoria de oficio, una aclaración y una reconsideración.

El MICI, por su lado, presentó una solicitud de aclaración. Melva D’anello, directora de Asesoría Legal del MICI, comentó que el fallo de septiembre de 2018 no se ha ejecutoriado, porque no se han resuelto los recursos presentados en la corte y, por ende, la empresa mantiene su estatus jurídico vigente.

Esta fue la ventana que intentó utilizar la administración del presidente Juan Carlos Varela para blindar la inversión de $6 mil 300 millones que ha hecho desde 2013 la minera canadiense First Quantum a través de su subsidiaria Minera Panamá.

En segundo lugar, con el argumento de que el fallo de inconstitucionalidad no tiene efecto retroactivo y, por ende, no afecta el contrato de 1997 ni la prórroga de 20 años otorgada en 2017, el Consejo de Gabinete autorizó al MICI a presentar en abril pasado ante la Asamblea Nacional el proyecto 766, que contiene una réplica del contrato de 1997, pero en su primer párrafo establece: “declara insubsistente y, por tanto, no vigente, el decreto de 1969”.

Rebelión legislativa

Tras ser incluido en la agenda de las sesiones extraordinarias, la semana pasada la Comisión de Economía, con el voto de cinco diputados, rechazó en primer debate el contrato de 1997, con el argumento de que el Estado no recibirá las regalías justas por la extracción de sus recursos naturales.

Tras esta decisión, el presidente Varela pidió a los diputados reconsiderar su postura y señaló que la decisión envía un mensaje negativo a los inversionistas. Estos comentarios cuentan con el respaldo de la Cámara de Comercio, que considera que la decisión de la Asamblea afecta la seguridad jurídica del país.

Minera Panamá, por su parte, mantiene en pie todos sus planes. En la planta, en Donoso, Colón, afinan los detalles para hacer la primera exportación.

En tanto, durante la presentación de sus estados financieros correspondientes al primer trimestre de 2019, Geoffrey Clive Newall, presidente y director de First Quantum, comentó que 2019 sería un año de consolidación para la empresa con la puesta en marcha del proyecto de Cobre Panamá.

Entre febrero y marzo la empresa extrajo 25 toneladas de concentrado de cobre, y las primeras pruebas demostraron que la recuperación y la calidad del cobre eran mejor de lo proyectado.

Luego de conocerse el voto negativo de los diputados y la postura del Partido Revolucionario Democrático de renegociar el contrato de 1997, la empresa señaló en un comunicado que confiaba en que “el Estado respalde la estabilidad jurídica necesaria para dinamizar la economía nacional”. Otro argumento en la trama.

Acciones de First Quantum atraviesan momentos difíciles

El precio de las acciones de First Quantum ha caído 39.8% desde el 17 de abril y hoy se intercambian a 9.84 dólares. Los inversionistas temen que los cortes de fluido eléctrico en Zambia, donde la canadiense tiene proyectos millonarios, afecten su capacidad de producción.  Aunque no hay certeza de que sea un efecto directo, el jueves 23 de mayo, un día después que la Comisión de Economía votara en contra de la ratificación del contrato de 1997,  el banco canadiense TD Securities redujo la recomendación relacionada con las acciones de First Quantum. Por su parte, Citigroup, el 21 de mayo, también bajó de “compra” a “neutral” su opinión acerca delos papeles de la minera.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL