INFRAESTRUCTURA PÚBLICA

Una demorada y polémica licitación

Una demorada y polémica licitación
Una demorada y polémica licitación

Ha pasado casi un año y medio desde que el Ministerio de Obras Públicas (MOP) lanzó la licitación para ampliar a seis carriles el tramo de la carretera Interamericana entre Santa Cruz y San Carlos, y el contrato todavía no se adjudica.

El proceso ha estado marcado por varias revisiones de las propuestas, acciones de reclamo y acusaciones de favoritismos hacia uno de los consorcios participantes.

Los cerca de 22 kilómetros que separan a las poblaciones de Santa Cruz y San Carlos, ambas en la provincia de Panamá Oeste, componen el segundo tramo de una obra que el MOP denominó el Corredor de las Playas, y que en realidad es la ampliación a seis carriles de la existente carretera Interamericana, además de una serie de circunvalaciones y viaductos que prometen agilizar el tráfico entre la capital del país y el interior.

El Ejecutivo dividió los trabajos en dos contratos y lanzó las dos licitaciones a la vez.

El primer tramo, que corresponde al recorrido entre La Chorrera y Santa Cruz, fue adjudicado al consorcio FCC - Corredor de las Playas I, liderado por la constructora española FCC Construcción, cuyo máximo accionista es el magnate mexicano Carlos Slim.

Al acto concurrieron también China Communications Construction Company y el Consorcio Vial I, integrado por la panameña Cusa y la costarricense Meco.

La propuesta china fue descalificada por no alcanzar una puntuación mínima de 40 puntos en la parte técnica. En una carrera de dos, el consorcio liderado por FCC obtuvo la mayor puntuación técnica y presentó la oferta económica más baja, adjudicándose finalmente el contrato por $543 millones.

A la licitación del tramo 2 se presentaron los mismos grupos. Una primera comisión evaluadora concedió a FCC la mayor valoración en un informe fechado el 31 de octubre de 2017.

Como sucedió en la evaluación del tramo 1, la propuesta china fue descalificada porque no llegó a los 40 puntos mínimos requeridos en la parte técnica. Se abrieron por tanto los sobres con las propuestas económicas de los otros dos contrincantes: La oferta de FCC fue de $349.9 millones, mientras que la del Consorcio Vial II era de $319.2 millones.

A pesar de tener una propuesta económica $30 millones más costosa, FCC recibió la mejor evaluación total en el concurso gracias a una mejor puntuación en la parte técnica, que tenía mayor ponderación en el resultado final.

El consorcio formado por Cusa y Meco presentó una acción de reclamo que no llegó a ser evaluada por la Dirección General de Contrataciones Públicas porque el propio MOP ordenó antes una nueva evaluación de las propuestas.

El 14 de noviembre del año pasado, el ministro Ramón Arosemena firmó la resolución convocando a la misma comisión evaluadora para realizar un nuevo análisis.

El 19 de diciembre esa misma comisión remitió al ministro un nuevo informe con un resultado similar: FCC obtuvo la mayor puntuación, pero en este caso se descalificó también la candidatura del Consorcio Vial II por incumplir requisitos mínimos. Quedaba así el camino libre para que FCC se adjudicara el contrato. No obstante, Meco y Cusa presentaron una nueva acción de reclamo llamando la atención sobre el hecho de que, según la Ley 22 de Contrataciones Públicas, el nuevo informe técnico de la comisión evaluadora debería haber sido emitido tres días después de la resolución del MOP.

A pesar de que el informe tiene fecha de 19 de diciembre de 2017, no se publicó hasta el 18 de abril de 2018.

Para el Consorcio Vial II, tanto la comisión como el ministro estarían incumpliendo los plazos estipulados en la Ley 22.

Además, el consorcio señala que se le concede otra vez la mayor puntuación a FCC - Corredor de las Playas II y se “descalifica subjetivamente” a Consorcio Vial II.

Luego de las observaciones presentadas, el ministro Arosemena ordenó una nueva revisión total de las propuestas, esta vez con una nueva comisión evaluadora.

El resultado de este tercer análisis, plasmado en un informe del pasado 2 de mayo, fue similar al anterior: La recomendación era contratar al consorcio FCC - Corredor de las Playas II.

La respuesta del consorcio formado por la empresa tica y la panameña no se hizo esperar y el pasado viernes presentó una nueva acción de reclamo.

El consorcio señala que el tercer informe técnico se emitió fuera de término por lo que la comisión evaluadora, a su juicio, se habría extralimitado en sus funciones.

Advierte, además, de que los miembros de la comisión “aceptaron y convalidaron una serie de incumplimientos de la propuesta técnica del Consorcio FCC - Corredor de las Playas II, interpretando de manera subjetiva e ilegal el contenido del pliego de cargos y sus adendas”.

El Consorcio Vial II señala una actuación “parcializada y a favor del Consorcio FCC - Corredor de las Playas” porque se le aceptaron documentos que modificaban su propuesta original, como si se tratase de una subsanación. Cusa y Meco solicitan a Contrataciones Públicas que anule el informe y ordene un nuevo análisis total con un comité independiente del MOP.

La Prensa consultó al MOP sobre el incumplimiento de plazos en la publicación de los informes y sobre los señalamientos de favoritismos hacia FCC, pero al cierre de esta edición no se había recibido respuesta.

Una demorada y polémica licitación
Una demorada y polémica licitación

Edición Impresa