$96 millones en subsidio a gas de 25 libras en 2014

$96 millones en subsidio a gas de 25 libras en 2014
El tanque de gas de 25 libras solo es permitido para consumo doméstico y no comercial.


El Estado gastó en 2014 96 millones 86 mil dólares en subsidio al tanque de gas licuado de petróleo de 25 libras, 245 mil dólares más que el año anterior, según datos de la Secretaría Nacional de Energía.

Pese a que se esperaba una disminución en el subsidio de este derivado debido a la caída del petróleo, hubo un incremento en el gasto porque el consumo subió de 9.3 millones de cilindros en 2013 a 9.8 millones en 2014.

El gasto en subsidio por unidad sí bajó 55 centésimos por tanque al pasar de 10.25 dólares de subvención estatal en 2013, a 9.70 dólares el año pasado.

Con el subsidio, los consumidores pagaron $4.37 por un tanque de gas de 25 libras en 2014, pero el costo real en promedio fue de 14.08 dólares.

El único precio regulado en el comercio para el gas licuado es en el cilindro de 25 libras que se vende en las ciudades de Panamá y Colón a $4.37. Este precio comienza a variar por área del país según el flete que se le incorpora por transporte, siendo los más caros en Darién y Bocas del Toro, debido a la distancia, pero en los que contradictoriamente hay altos índices de pobreza.

Los cilindros de 100 libras y 60 libras tienen un precio de venta al consumidor final de libre competencia por las empresas distribuidoras Panagas, S.A. y Tropigas de Panamá, S.A.

Varios gobiernos han intentado aplicar medidas de control para que el tanque de gas de 25 libras subsidiado solo sea a las personas de escaso recursos, pero hasta la fecha no se ha logrado.

El beneficio está a disposición de cualquier consumidor independientemente del nivel de ingreso económico. Pese a que se aplican sanciones a los comerciantes que lo utilizan para gastos en lavanderías o cocinar en restaurantes, esta práctica no se ha podido eliminar.

Una de las alternativas que se propuso anteriormente fue facilitar un pase o control que debía presentar el consumidor al momento de comprar el tanque en el comercio.

Este pase solo se facilitaría a las familias de bajos ingresos, según una encuesta socioeconómica.