CRISIS SANITARIA

Panamá podría aplicar reciprocidad a Costa Rica

Panamá podría aplicar reciprocidad a Costa Rica
Panamá mantiene 20 transportistas retenidos en los pasos fronterizos de Peñas Blancas y Tablillas en Nicaragua. Isaac Ortega

Los transportistas panameños califican de “desventajosa” la nueva propuesta presentada por Costa Rica para autorizar el ingreso a ese país, por lo que analizan con el Gobierno presentar una solución que garantice el flujo comercial de carga de la región.

Desde el pasado lunes 18 de mayo Costa Rica restringe la carga y descarga de mercancía en territorio nacional de transportistas extranjeros. Solamente permitía el paso de frontera a frontera con la custodia de la carga por estamentos de seguridad costarricense.

Tras negociaciones bilaterales entre los dos países, la nación centroamericana accedió el pasado miércoles 20 de mayo a cambiar las medidas de restricciones sanitarias impuestas a los transportistas panameños para evitar “que las fronteras se conviertan eventualmente en focos de contagio” del nuevo virus respiratorio Covid-19.

Ahora, la nación costarricense permitirá a los panameños descargar y cargar mercancía solamente en 20 recintos fiscales establecidos por el gobierno costarricense. Para esta maniobra tendrán un plazo de 72 horas. Los transportistas que no presenten síntomas de la Covid-19 tendrán 48 horas para realizar labores de descarga y carga de mercancía y las 24 horas restantes son para entrar o salir de territorio costarricense.

Otro de las reglas establecidas es que a cada transportista se le dará seguimiento en tiempo real a través de un sistema de trazabilidad o sistema de posicionamiento global (GPS, en inglés).

Antonio García Prieto, presidente del Consejo Empresarial Logístico de Panamá (Coel), manifestó que la alternativa planteada por el vecino país “no es recíproca” con la industria de transporte terrestre panameña.

“Pareciera que esa medida está ajustada para favorecer a la industria de carga terrestre costarricense”, dijo

Las mercancías que los transportistas panameños entreguen en esos puestos fiscales serán repartidas a las empresas por conductores costarricenses, lo que representa un incremento en los costos logísticos a estos clientes. En esta ecuación, a los exportadores e importadores les resultará más rentable contratar a un chofer de Costa Rica que haga la travesía hasta Panamá, detalló el presidente del Coel.

Ante este panorama, representantes de la industria del transporte de carga panameña se reunieron con un equipo del Gobierno, encabezado por el Ministro de Comercio e Industrias, Ramón Martínez para analizar la propuesta presentada por Costa Rica.

En el encuentro virtual, en el que participaron también Tayra Barsallo, directora general de la Autoridad Nacional de Aduanas; Ana Reyes, Coordinadora del Gabinete Logístico de Panamá; y el presidente del Coel, los transportistas plantearon que Panamá aplique una medida de reciprocidad a los transportistas costarricenses.

“Los transportista entregan la mercancía en los recintos fiscales y se regresan vacío a Panamá, pero los ticos deberán hacer lo mismo”, explicó García Prieto.

También se planteó la necesidad de establecer un corredor humanitario para que los transportistas panameños varados en Peñas Blancas y Tablillas, frontera entre Nicaragua y Costa Rica puedan retornar al territorio nacional. Panamá mantiene en estos pasos fronterizos a 20 transportistas retenidos por las medidas sanitarias impuestas por Costa Rica para “evitar” contagios del coronavirus.

En este sentido, se informó que el vecino país está de acuerdo con el cordón humanitario, pero el Gobierno de Nicaragua se opone a liberar el paso.

Ramón Martínez, ministro de Comercio, manifestó que “nuestros países ven como algo imperativo buscar soluciones temporales que puedan adaptarse a las circunstancias sanitarias y comerciales, pero de implementación rápida para hacer que los congestionamientos en frontera vayan reduciéndose”.

Igualmente, la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) elabora un plan para retomar el flujo de transporte de carga en la región.

Se trata de un protocolo de bioseguridad que deberá presentarse mañana ante los miembros del Consejo de Ministros de Integración Económica, al que pertenece Panamá para discusión y aprobación.

Edición Impresa