Libia abandona su programa nuclear



El Ministerio de Relaciones Exteriores libio indicó en un comunicado que Libia “ha decidido por propia voluntad (...) eliminar completamente las armas de exterminio prohibidas internacionalmente”.

Por su parte, el presidente George W. Bush destacó en Washington las posibilidades de que Libia mejore notablemente sus relaciones con Estados Unidos, si cumple su compromiso de desmantelar sus armas de exterminio, e instó a otros líderes a seguir el ejemplo.

Bush dijo que la medida es un paso “de gran importancia” para acabar con las armas de destrucción masiva en la guerra contra el terrorismo.

Bush dijo que la guerra en Irak, y los esfuerzos para impedir el desarrollo del programa nuclear de Corea del Norte han enviado un mensaje claro a países como Libia de que deben abandonar sus programas de armas.

El primer ministro británico, Tony Blair, por su parte, calificó de “valiente” e “histórica” la decisión de Libia de renunciar a su programa secreto de desarrollo de armas de destrucción masiva.

El jefe del Gobierno libio, Muamar el Gadafi, renunciará a ese tipo de armas tras “nueve meses de negociaciones” con Gran Bretaña, Estados Unidos y la ONU, dijo Blair en una declaración en Durham (norte de Inglaterra).