Histórica inasistencia

Las elecciones al Parlamento Europeo (PE) del pasado mayo tuvieron la participación más baja de la historia, un 42.54%, todo lo contrario de lo que indicaban las cifras provisionales, lo que confirma la desconexión ciudadana de la Unión Europea (UE), dijo el analista Pawel Swidlicki.

Las cifras provisionales, con una participación del 43.09%, sugerían una subida del tirón de las urnas por primera vez desde que se inició la elección directa del PE en 1979, algo que finalmente no se ha reflejado en los datos definitivos publicados por la Eurocámara.

“Estos resultados confirman un apoyo decreciente. Los ciudadanos no se sienten conectados con lo que ocurre en Bruselas”, opinó.

Edición Impresa