Muere la princesa Margarita de Inglaterra



La princesa Margarita, hermana de la reina Isabel II de Inglaterra, murió ayer sábado a los 71 años tras una serie de ataques de apoplejía.

Margarita murió en la semana en que su hermana mayor celebra su 50 aniversario en el trono. Más vivaz que la obediente Isabel, el exótico estilo de vida de Margarita terminó reduciendo a la encantadora princesa a una frágil figura en silla de ruedas.

La reina anunció la muerte “con gran pena” en una declaración expuesta para que todos pudieran verla en el Palacio de Buckingham, donde la bandera británica ondeaba a media asta.

Los turistas curiosos se congregaron fuera de las verjas guardando un triste silencio en señal de respeto.

El Palacio dijo que Margarita sufrió su ataque más reciente el viernes por la tarde y que tuvo después problemas de corazón durante la noche, por lo que fue llevada desde su casa en el Palacio de Kensington a un hospital.

“Su amada hermana, la princesa Margarita, murió pacíficamente mientras dormía a las seis y media de la mañana (de ayer) en el hospital Rey Eduardo VII. Sus hijos, Lord Linley y Lady Sarah Chatto, estaban a su lado”, dijo la declaración de la reina.

Fumadora y bebedora empedernida, Margarita será recordada por renunciar a su gran amor de juventud, al dar la espalda a un oficial del ejército del aire divorciado, porque el protocolo dictó que una princesa no podía casarse con un hombre divorciado.

“Hizo un gran servicio al país”, dijo el primer ministro Tony Blair a los periodistas durante su viaje a Africa. ”Todo el país estará profundamente apenado. Será recordada con gran afecto”.

La muerte llega cuando la familia real británica está embarcada en un año de celebraciones por los 50 años de reinado de la reina Isabel II. Los planes han tenido un mal comienzo, con una extendida apatía por los festejos y los recientes escándalos que involucran a los miembros más jóvenes de la familia.

La muerte de Margarita podría implicar un mayor apoyo para la familia real.

Condolencias procedentes de todas partes del mundo llegaron a la casa real británica por la muerte de la princesa Margarita.