PRESUPUESTO UNIVERSITARIO

Aumentan bonificación en la UP

Aumentan bonificación en la UP
García de Paredes ha sido rector de la Universidad de Panamá durante cinco periodos. En las pasadas elecciones, del 29 de junio, desistió de reelegirse.

Al despedirse de la Casa de Méndez Pereira, tras 57 años de servicio –19 de ellos como rector–, Gustavo García de Paredes recibiría unos $80 mil de bonificación, según cálculos del secretario general de la Universidad de Panamá (UP), Miguel Ángel Candanedo.

Y es que seis días antes de las pasadas elecciones en la entidad, el Consejo General Universitario aprobó incrementar la bonificación por antigüedad a los académicos que finalicen su relación con la UP, ya sea “por renuncia, jubilación, pensión de vejez, fallecimiento, retiro por incapacidad vitalicia concedida por la Caja de Seguro Social, por haber finalizado su relación laboral con la institución por tener 75 años de edad, o por cualquier otra causal aprobada por los órganos de gobierno competentes”. El acuerdo fue publicado ayer en Gaceta Oficial.

La edad de requisito es 75 años, confirmó Candanedo, “a menos de que físicamente no puedan continuar”.

Explicó, además, que se considera como salario los gastos de representación y viáticos; es decir, “todas las remuneraciones que percibe el profesor por las diferentes actividades”, cita el acuerdo.

Las bonificaciones aplican a partir de los 10 años de servicio –seis meses de remuneración–, y hasta 30 años o más –15 meses–. Antes, el bono por 25 años o más de antigüedad era de 10 meses. Esta categoría le aplica al profesor de historia y rector García de Paredes, quien el próximo mes ajustará 78 años y devenga un salario mensual de $12 mil 288.

Para esta compensación, la antigüedad se calcula considerando el promedio de los cinco años con los mejores salarios del docente.

A pesar de que la decisión comprometería recursos de la futura administración, una de las pocas voces que la adversan fue la del Movimiento de Adecentamiento de la Universidad de Panamá (Movadup).

Miembros del Movimiento de Renovación Universitaria, que apoyó la candidatura a rector del profesor Eduardo Flores, quien representó la oposición al continuismo de la administración de García de Paredes, votó a favor de la medida.

“No sé cómo una persona que ha tenido un salario de 12 mil dólares [...] a lo largo de 10, 15, 20 años le tienen que dar una bonificación”, dijo José Garrido, coordinador del Movadup.

La agrupación le pidió al rector electo, Flores, que se bajen los sueldos a menos de lo que gana el presidente de la República [$7 mil] para que sean cónsonos con la realidad universitaria.

Explicó que los profesores a tiempo completo ganan entre $4 mil y $5 mil, se retiran a los 75 años, reciben su jubilación junto con sobre sueldo por jefatura, por ser docentes regulares se les otorga descarga horaria y muchos de ellos trabajan en otras instituciones, inclusive en su horario universitario.

Debido al aumento de las bonificaciones, que no está presupuestado para 2017, no se podrán hacer contrataciones en los primeros 15 meses de la administración de Flores, que se inicia el 1 de octubre próximo, admitió el propio rector electo para quien la medida tuvo una fallida intención política.

Flores dijo que le “parece bien” que a un funcionario se le bonifique tras cierto tiempo de servirle a una institución, sea o no universitaria.

¿A cuánto asciende el monto total de esta bonificación? Ni la administración saliente lo sabe, confirmó Candanedo, quien subrayó que la votación fue unánime y resaltó que las bonificaciones son medidas que se aplican también en diversas instituciones estatales, como el Órgano Judicial.

Este no será el único bono. También hay uno para los administrativos, adelantó Candanedo, pero como se trata de un cambio al reglamento no será publicado en la Gaceta Oficial. Sin embargo, el funcionario se comprometió a facilitar el resuelto a La Prensa cuando lo tenga a mano.

A pesar de que el acuerdo del aumento de la bonificación a los académicos no requiere del refrendo de la Contraloría, el catedrático Miguel Antonio Bernal solicitó su intervención.

Esta no es la primera medida que implica recursos de la futura administración universitaria. En junio pasado, un Consejo Administrativo, firmado por García de Paredes y Candanedo, aseguró la permanencia automática de administrativos eventuales con dos años o más de labores sin pasar por los concursos.

En tanto, el 11 de este mes se adjudicó la licitación de dos nuevos campus por $97 millones, medida que sí cuestionó Flores por hacerse en el periodo de transición. Flores también opinó que ambas licitaciones se debieron efectuar por separado y que el monto no aparece asignado en el presupuesto de 2017.

Según fuentes universitarias, también hay 100 profesores que cumplen o ya tienen 75 años y que aspiran a aplicar al reglamento universitario de “profesores eméritos”. En este grupo estaría el propio García de Paredes.

La Prensa llamó al rector a su celular, le envió mensajes de texto y un e-mail, pero no respondió.

Sondeo

Edición Impresa