Bélgica presenta cargos contra dos sospechosos

Bélgica presenta cargos contra dos sospechosos
Redada policial en el sector belga de Uccle.

Bélgica acusó a otros dos hombres por delitos de terrorismo en relación al alquiler de una vivienda que habría sido utilizada para planificar los atentados del mes pasado en Bruselas en los que murieron 32 personas, dijeron ayer fiscales federales.

Las autoridades identificaron a los hombres como Smail F., nacido en 1984, e Ibrahim F., nacido en 1988, quienes fueron acusados el pasado lunes, aunque no dijeron cuándo fueron detenidos. De acuerdo a la ley belga, los sospechosos habitualmente deben comparecer ante un juez vinculado al caso dentro de 24 horas tras su arresto.

El anuncio deja en seis el número total de sospechosos detenidos y acusados desde fines de la semana pasada, como resultado de las investigaciones por los atentados con bomba del 22 de marzo en Bruselas.

“Están acusados por su participación en actividades de un grupo terrorista, asesinatos terroristas e intentos de cometer homicidios terroristas, como perpetradores, coperpetradores o cómplices”, dijeron los fiscales respecto de los últimos sospechosos que recibieron cargos.

La policía allanó el pasado sábado la vivienda que se cree fue usada como refugio en el distrito Etterbeek del centro de Bruselas, pero no encontró armas ni explosivos.

El diario belga DH dijo que los dos hombres fueron identificados en grabaciones de cámaras de seguridad cuando ingresaban a la vivienda el día después de los ataques portando varias valijas. Los fiscales no estuvieron disponibles de inmediato para comentar la información revelada por el periódico.

Otros cuatro sospechosos fueron detenidos el pasado viernes, entre ellos Mohamed Abrini, quien según los investigadores confesó haber depositado una bomba en el aeropuerto de Bruselas, y Osama Krayem, sospechoso de comprar las valijas usadas por los atacantes.

Edición Impresa