CAMBIO DE MANDO

Chile gira a la derecha con la asunción de Sebastián Piñera

Chile gira a la derecha con la asunción de Sebastián Piñera
Chile gira a la derecha con la asunción de Sebastián Piñera

Chile dio un giro a la derecha ayer con la asunción del presidente Sebastián Piñera, que derrotó por una gran diferencia a la coalición de centroizquierda de la saliente mandataria Michelle Bachelet. Ambos se han alternado en la presidencia con dos mandatos cada uno entre 2006 y 2018.

Entre los más de mil 300 invitados a la ceremonia estaban los presidentes de Argentina, Mauricio Macri; Bolivia, Evo Morales; Brasil, Michel Temer; Ecuador, Lenín Moreno; Honduras, Juan Orlando Hernández; México, Enrique Peña Nieto; Perú, Pedro Pablo Kuczynski y el rey emérito Juan Carlos I de España.

Piñera llega al poder apoyado por la coalición Chile Vamos, integrada por la conservadora Unión Demócrata Independiente, la centroderechista Renovación Nacional y dos colectividades menores.

“Su principal desafío es alinear a su coalición”, dijo el sociólogo y analista político Miguel Zlosilo, en alusión a Chile Vamos, que en el pasado ha actuado más como pacto electoral que como coalición política y a la que Piñera exhortó a trabajar unida.

Piñera prometió retomar el crecimiento económico, impulsar las ralentizadas inversiones, mejorar los empleos y la seguridad pública e impulsar leyes que protejan a la infancia y regulen la creciente migración extranjera.

Piñera afirma que la experiencia adquirida en su primer gobierno, entre 2010 y 2014, le servirá para buscar acuerdos nacionales con la centroizquierda.

Deberá asumir, con o sin modificaciones, una serie de proyectos que Bachelet dejó en el Congreso, incluido uno de matrimonio igualitario, que para Piñera es inaceptable porque afirma que este solo debe ser entre un hombre y una mujer.

También deberá abordar reformas educacionales pendientes con las que Bachelet logró favorecer al 60% de los estudiantes universitarios más pobres y que aspiraba a alcanzar la gratuidad universal, rechazada por Piñera, quien sin embargo no cuenta con la mayoría necesaria para deshacer las modificaciones recientes de la saliente mandataria.

Edición Impresa