ANUNCIó SU PRECANDIDATURA

Collor de Mello aspira de nuevo a presidir Brasil

Collor de Mello aspira de nuevo a presidir Brasil
Collor de Mello aspira de nuevo a presidir Brasil

Entre los posibles contendientes para ocupar el cargo de presidente de Brasil se encuentran un excapitán del Ejército, un presentador de televisión y un exjefe de Estado, quien podría estar en la cárcel antes de la elección.

Ahora otro llamativo candidato se ha presentado para competir: Fernando Collor de Mello, presidente de Brasil desde 1990 hasta 1992, cuando renunció poco antes de ser acusado de cargos de corrupción.

En un discurso ante el Senado ayer martes, Collor anunció su precandidatura, posicionándose como un centrista con experiencia política.

“Sería cobarde de mi parte rechazar la verdad y apartarme de un desafío más que el destino me ha impuesto”, dijo el senador del Partido Laborista Cristiano, PTC.

La carrera presidencial de Brasil está muy abierta. Al favorito, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, es probable que se le prohíba participar después de que se confirmara su condena criminal en apelación.

Jair Bolsonaro, un congresista de extrema derecha y excapitán del Ejército, se encuentra actualmente en un distante segundo lugar.

En una encuesta de opinión de Datafolha, publicada el 31 de enero, antes de que anunciara su candidatura, Collor atrajo las intenciones de voto del 2% de los brasileños, empatando con la candidata del Partido Comunista Brasileño, Manuela D’Avila.

Collor fue elegido presidente en 1989 en la primera elección directa desde 1960, pero sufrió un proceso de juicio político en 1992 que hizo que abandonara su cargo en medio de un escándalo de corrupción. Posteriormente, fue absuelto de los cargos en procesos en la Corte Suprema, por lo que asegura haber sido tratado injustamente.

El gobierno conservador de Michel Temer, que asumió el poder en 2016 tras el juicio político contra Dilma Rousseff (izquierda), deberá entregar el poder en 2019.

La mayor batalla política del actual mandatario se avecina en las próximas semanas, cuando tratará que el Congreso apruebe recortes en el costoso sistema de pensiones.

El mandatario, que considera crucial esta reforma para la salud de la economía brasileña, dijo a RedeTV que aún le faltaban 40 votos para lograr la aprobación y llamó al Congreso a convocar una primera votación a finales de febrero.

Edición Impresa