GOBIERNO

Congreso de Perú destituye a contralor por faltas graves

Congreso de Perú destituye a contralor por faltas graves
El destituido funcionario de control Edgar Alarcón comparece ante los diputados.

El Congreso de Perú destituyó ayer al contralor de la República Edgar Alarcón, tras considerarlo incompatible con el cargo por carecer de “solvencia moral” e “idoneidad” para ejercer su función, en medio de abiertos enfrentamientos con el Gobierno.

La destitución fue aprobada por la Comisión Permanente del Congreso, encargada de nombrar y cesar al contralor, al votar un informe lapidario que concluyó que Alarcón incurrió en hechos que ponen de relieve su “falta de idoneidad y solvencia moral”.

Alarcón, a cargo de controlar la legalidad de los ingresos y gastos del erario público, fue hallado responsable de actividades lucrativas como compra y venta de autos de alta gama, presionar a un funcionario que lo denunció, favorecer con un puesto de trabajo a una expareja y omitir presentar su declaración oficial de bienes y rentas en algunos períodos.

Alarcón había sido nombrado por el saliente gobierno del presidente Ollanta Humala en junio de 2016, pocos días antes de culminar su mandato. En los últimos meses ha tenido abiertos enfrentamientos con el Gobierno, que lo ha acusado de grabar y posteriormente filtrar conversaciones que tuvo con ministros de Estado.

Una de las grabaciones filtradas le costó el puesto al ministro de Economía Alfredo Thorne.

Edición Impresa