MEDIDAS

Cuba alerta sobre la política migratoria ‘negativa’ de EU

Cuba alerta sobre la política migratoria ‘negativa’ de EU
Los misteriosos ataques acústicos a numerosos diplomáticos estadounidenses enfriaron la relación entre La Habana y Washing

Cuba alertó sobre el efecto negativo de la política migratoria de Estados Unidos, deplorando las medidas unilaterales, la suspensión del otorgamiento de visas y la expulsión arbitraria de diplomáticos, tras una reunión bilateral celebrada en Washington.

Los representantes del gobierno de Raúl Castro rechazaron en el encuentro del pasado lunes “las decisiones unilaterales, infundadas y políticamente motivadas” tomadas por Washington tras la crisis desatada en agosto al revelarse alegados “ataques acústicos” contra funcionarios estadounidenses en la embajada en La Habana.

A raíz de este misterioso caso, aún bajo investigación, el Departamento de Estado redujo a la mitad el personal de su misión diplomática en la isla y suspendió la emisión de visados, al tiempo que expulsó a 17 diplomáticos de la representación cubana en Washington.

Tras la cita del lunes, la delegación cubana se quejó también de la paralización de los trámites para que cubanos puedan visitar o emigrar a Estados Unidos, señalando que esto “obstaculiza seriamente las relaciones familiares y los intercambios de todo tipo entre ambos pueblos”.

Además, destacó el “efecto contraproducente” de la decisión de cancelar los viajes de delegaciones oficiales de Estados Unidos a Cuba, lo cual dificultó intercambios de interés mutuo.

La delegación cubana también insistió en la necesidad de derogar la Ley de Ajuste Cubano de 1966, la cual consideran “un estímulo a la emigración irregular” y un escollo para normalizar las relaciones migratorias.

Los representantes cubanos destacaron empero como “positiva” la repercusión de la política adoptada por Washington de eliminar la disposición legal de “pies secos, pies mojados” de 1995, que beneficiaba a inmigrantes cubanos llegados al país.

En la reunión del lunes, Washington resaltó la baja de la migración ilegal desde Cuba y planteó la necesidad de una mayor cooperación de La Habana en el retorno de los cubanos con órdenes finales de expulsión de Estados Unidos.

Edición Impresa