COLOMBIA

ELN descarta pronto acuerdo de paz

ELN descarta pronto acuerdo de paz
Los comandantes Nicolás Rodríguez, del ELN (Izq.), y Timoleón Jiménez, de las FARC, hablaron en Cuba.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) persistirán en sus procesos de paz durante el próximo gobierno de Colombia, pese al llamado a la “guerra de la extrema derecha” y de que el segundo grupo rebelde descarta un acuerdo antes de las elecciones de 2018.

Surgidas en la década de 1960, las mayores guerrillas de Colombia están comprometidas por separado en un proceso de desarme y de diálogo, respectivamente.

Durante una inusual reunión de dos días en La Habana, cuyo Gobierno funge como garante de paz, los jefes máximos de ambas organizaciones ratificaron su voluntad de terminar con el conflicto de más de medio siglo que deja millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados.

“Buscaremos que el presente esfuerzo por la solución política comprometa a las distintas fuerzas que participan en el debate hacia las elecciones de 2018”, señalaron en un comunicado conjunto. El encuentro fue autorizado por el gobierno de Juan Manuel Santos, que enfrenta la férrea oposición de la derecha -encabezada por el exmandatario Álvaro Uribe- a los compromisos alcanzados con la guerrilla, por considerar que alientan la impunidad.

Ante el rechazo de algunos sectores, Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko y jefe máximo de las FARC, y Nicolás Rodríguez (Gabino), líder del ELN, agregaron que tratarán de “que los llamados a la guerra que hace la extrema derecha, no hagan reversar este impulso” por el fin del conflicto.

Con casi 7 mil combatientes, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) firmaron la paz con el gobierno de Juan Manuel Santos en noviembre último, tras cuatro años de negociaciones en La Habana.

Mientras esa guerrilla avanza en su desarme y se prepara para convertirse en partido político, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), con unos mil 500 hombres y mujeres en armas, inició conversaciones con el mismo objetivo. Los diálogos, que se llevan a cabo desde febrero en Quito, se cumplen en medio del fuego. Una segunda ronda de conversaciones se iniciará el próximo martes.

Aunque ratificó la voluntad del ELN de sellar la paz, Rodríguez afirmó que dentro de sus cálculos, el acuerdo no podrá firmarse antes de las presidenciales de mayo del próximo año.

“La verdad, no creemos, no está dentro de nuestros cálculos, aunque así lo quisiéramos, que se pudiera avanzar tan rápido como todos queremos, por decir algo, antes de las elecciones”, señaló en conferencia de prensa.

Santos dejará la presidencia en agosto de 2018, tras ocho años en el poder. La Constitución le impide buscar la reelección. Los grupos rebeldes admitieron “la disparidad de los avances” en los dos procesos, pero coincidieron en reconocer los derechos de las víctimas y de excluir la violencia de la lucha política, entre otros puntos.

Edición Impresa