Eisenmann: ´Auditoría afecta otros hoteles´

Un día antes de que venciera el término, el Grupo Coronado presentó el pasado jueves 26 de enero los dos recursos de reconsideración contra las resoluciones de la Dirección General de Ingresos (DGI) que establecen un alcance fiscal de más de 3 millones de dólares luego de una auditoría practicada en la empresa Desarrollo Golf Coronado, cuyo presidente es el empresario I. Roberto Eisenmann.

+info

Eisenmann: ´Auditoría afecta otros hoteles´

La DGI tiene dos meses para contestar la reconsideración.

Según Eisenmann, al revisar la idoneidad de los auditores de la DGI se detectó que tres de los cinco que hicieron la auditoría no contaban con los requisitos estipulados en la Ley 57 de 1978, la cual exige que en los peritajes fiscales y contables deben intervenir exclusivamente contadores públicos autorizados (CPA).

“En un país civilizado esto anularía este proceso, pero hay que ver como se resolverá”, advirtió.

Indicó que en cuanto a ITBM se ha demostrado que la auditoría incurre en errores graves al pretender gravar actividades que nunca han sido consideradas gravables.

Eisenmann explicó que uno de los argumentos de la DGI son los pagos que realizan los afiliados a la cancha de golf, pero esto está amparado bajo los beneficios que otorga la ley de turismo. Solo el club ecuestre y el mercado de artesanías no están amparados y no han sido eximidos de impuestos, dijo.

“Están inventando cosas que no solo afectan a Coronado, sino a otros complejos turísticos”, denunció el empresario.

En la última encuesta de Unimer para La Prensa, el 55.3% de los encuestados respondió creer que la auditoría hecha al empresario I. Roberto Eisenmann se debe a sus críticas al gobierno. El 24.2% contestó que no y el 20.5% dijo no saber.

Edición Impresa