RECURSOS COSTEROS

Entidades objetan obra en manglares

Entidades objetan obra en manglares
El proyecto se desarrollaría en la parte baja de la cuenca del río Juan Díaz, a medio kilómetro del humedal bahía d

Varias entidades emitieron opiniones poco favorables sobre el desarrollo Mar del Sur, en los manglares de Juan Díaz, como parte del proceso de evaluación del proyecto que lleva a cabo el Ministerio de Ambiente.

+info

Municipio emite criterio sobre obra

Esta obra abarcaría una zona de 43.1 hectáreas, de las cuales, 24.4 hectáreas corresponden a manglar. Toda esa información reposa en el estudio de impacto ambiental presentado al Ministerio de Ambiente en agosto pasado. De hecho, ese ministerio solicitó la opinión de varias instituciones sobre la obra.

Por ejemplo, el Sistema Nacional de Protección Civil indicó, en una nota que lleva la firma del director, José Donderis, que no está emitiendo concepto favorable a proyectos en la parte baja de la cuenca del río Juan Díaz, debido a la ocurrencia de inundaciones en el área.

A su vez, el Municipio de Panamá destacó que si bien el desarrollo está a medio kilómetro del humedal bahía de Panamá, podría “causar daños” a los ecosistemas.

En tanto, el Ministerio de Obras Públicas alegó que el proyecto colinda con el río Juan Díaz y ese sitio no tiene una estructura que sirva como filtro durante las lluvias.

Luego de estos señalamientos y recomendaciones, ahora el Ministerio de Ambiente deberá decidir si aprueba o no el estudio.

La promotora Inmobiliaria Mar del Sur prefirió no emitir comentarios.

‘SÍ PUEDEN CAUSAR DAÑOS AL HUMEDAL’

Entidades objetan obra en manglares
El proyecto se desarrollaría en la parte baja de la cuenca del río Juan Díaz, a medio kilómetro del humedal bahía d

Los ministerios de Obras Públicas (MOP), Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), así como el Municipio de Panamá, el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) y el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) emitieron su opinión sobre el proyecto Mar del Sur, en el corregimiento de Juan Díaz.

Esta obra está en fase de evaluación ambiental por parte del Ministerio de Ambiente, y durante ese proceso varias instituciones públicas emiten sus comentarios, ya sea a favor o en contra del desarrollo inmobiliario, dependiendo de su impacto.

Según el estudio de impacto ambiental categoría III, presentado en agosto pasado, el desarrollo abarca una zona de 43.1 hectáreas, de las cuales 24.4 hectáreas corresponden a manglar y 8.5 hectáreas de bosque secundario. Además, posee 8.7 hectáreas que están en estado de regeneración natural y 1.5 hectáreas que corresponden a uso urbano, es decir, áreas deforestadas.

En todo ese espacio se crearían 102 lotes para desarrollo urbano, de los cuales 50 serían para viviendas, 2 para comercios, 10 para áreas verdes y 40 para equipamiento comunitario y servidumbre.

Además, el documento ambiental señala que la obra intenta “concentrar” actividades de tipo residencial y comercial en una serie de propiedades o fincas actualmente desocupadas, ubicadas en un punto sumamente “céntrico” y “estratégico” del corregimiento de Juan Díaz.

No obstante, el 1 de septiembre pasado, Sinaproc envió una nota al Ministerio de Ambiente en la que señalaba que no estaba emitiendo criterio favorable a construcciones en la zona baja de la cuenca del río Juan Díaz hasta que se haga un “estudio integral del manejo de las aguas” en esa cuenca, que permita reducir el riesgo de inundaciones.

Solo el pasado mes de agosto, 2 mil personas fueron víctimas de inundaciones en el lugar en medio de la temporada de lluvias. A raíz de esto, los residentes de Juan Díaz solicitaron al Gobierno suspender los permisos de construcción para nuevos proyectos en esa área.

“Como es de su conocimiento, nuestras recomendaciones van dirigidas a reducir el riesgo de posibles ocurrencias de algún evento adverso que pudiera ocasionar daños a bienes materiales y en el peor de los casos, la pérdida de vidas humanas”, subraya la misiva que lleva la firma del director de Sinaproc, José Donderis.

Por su parte, el Miviot recomendó al Ministerio de Ambiente evaluar aspectos como la consulta con las comunidades del lugar antes de aprobar o no el estudio.

Entidades objetan obra en manglares
El proyecto se desarrollaría en la parte baja de la cuenca del río Juan Díaz, a medio kilómetro del humedal bahía d

De hecho, esa entidad recomendó lo siguiente en una carta que lleva la firma de Blanca de Tapia, jefa de Medio Ambiente del Miviot: “para evitar conflictos y afectaciones futuras a esas comunidades de Juan Díaz se debe tomar en cuenta la sugerencia y opiniones de la ciudadanía”.

A su vez, indicaron que la aprobación de Mar del Sur queda condicionada para la etapa de construcción, según lo que señale Sinaproc.

Sobre este tema, el MOP opinó que se debe tomar en cuenta que el proyecto colinda con el río Juan Díaz y actualmente en el sitio no existe una estructura que sirva como filtro cuando se reportan lluvias.

Esto guarda relación con lo que plantea Sinaproc sobre un plan para el manejo de las aguas en el lugar.

Mientras, el Municipio de Panamá planteó que si bien el proyecto está medio kilómetro fuera del humedal bahía de Panamá, “sí pueden causar daños al humedal y a sus ecosistemas”. “Esperamos que nuestras observaciones y preocupaciones sean tomadas en cuenta”, concluye el gobierno local.

Además, el Idaan solicitó evaluar el manejo de las aguas servidas en el lugar.

Luego de todas estas opiniones, el Ministerio de Ambiente deberá decidir si aprueba el estudio o no.

Se consultó a Inmobiliaria Mar del Sur, responsable de la obra, pero sus representantes señalaron que al no recibir comunicación formal de las entidades mencionadas, sería “irresponsable” emitir un comentario.

Edición Impresa