JORNADA EDUCATIVA

Estudiantes, afectados por daños en planteles

Estudiantes, afectados por daños en planteles
Estudiantes, afectados por daños en planteles

Un total de 70 mil 725 alumnos de 70 centros educativos del país se han visto obligados a suspender sus jornadas escolares desde que se inició el año lectivo el pasado 6 de marzo, según datos ofrecidos por el Ministerio de Educación (Meduca).

Informes de la entidad precisan que las paralizaciones responden a problemas como la acumulación de guano, problemas en el sistema pluvial, falta de laboratorios, así como el deterioro de las infraestructuras de los planteles debido a la falta de mantenimiento preventivo.

Diógenes Sánchez, secretario general de la Asociación de Profesores de la República de Panamá, dijo que la cifra no es real, pues el 80% de los planteles del sistema oficial está en “estado ruinoso”, debido a la falta de una política de mantenimiento de las escuelas.

"No se puede mantener el sistema educativo como se le conoce hoy, en el que se utilizan métodos de enseñanza obsoletos"


Gaspar García de Paredes
Grupo Unidos por la Educación

Por su lado, Gaspar García de Paredes, representante de Grupos Unidos por la Educación, señaló que la cifra no debe “alarmarnos”, pues representa un porcentaje mínimo de los 729 mil 426 alumnos que hay en las escuelas oficiales.

PERSISTEN CARENCIAS EN ESCUELAS

Hoy se cumplen 69 días de huelga en varios planteles de la comarca Ngäbe Buglé, en donde hay una comunidad educativa que supera los 2 mil estudiantes que no han recibido clases durante el segundo trimestre de este año.

Sin embargo, datos del Ministerio de Educación (Meduca) detallan que este año han sido 70 mil 725 estudiantes de 70 centros escolares los que se han visto obligados a suspender sus jornadas educativas.

Las razones son múltiples, pero la mayoría de ellas son deficiencias en las estructuras escolares y falta de mantenimiento en los centros educativos, que van desde la carencia de baños, sillas o laboratorios, hasta la aparición de palomas, murciélagos y ratas en los planteles.

La situación ha traído como consecuencia que los docentes y padres de familia de las diferentes escuelas protagonicen cierres de calles e incluso decidan suspender las clases hasta que el Meduca responda a sus demandas.

MILLONARIA INVERSIÓN

Respecto al tema, Mario Caparroso, gerente del programa Mi Escuela Primero, que impulsa el Meduca con apoyo del sector privado, indicó que desde el inicio de esta gestión de gobierno se ha trabajado en mejorar las estructuras escolares.

Añadió que en muchos de los casos son problemas de vieja data, pues los planteles nunca recibieron mantenimiento preventivo.

En otros casos se debe a la falta de gestión por parte de los propios directores, que no ejecutan el presupuesto para atender las necesidades, dijo.

Desde su punto de vista, la responsabilidad sobre el tema no puede ser exclusiva de la institución.

Datos del Meduca indican que mediante el programa Mi Escuela Primero se han invertido $30 millones, y beneficiado 200 escuelas.

Por su parte, Esteban Herrera, gerente del Programa de Construcción de Escuelas del Meduca, dijo que al entrar como administradores efectuaron una serie de estudios que evidenciaron la necesidad de hacer grandes intervenciones.

Con los análisis se determinó la obligación de construir nuevos edificios para convertir escuelas primarias en premedia, reemplazar edificios escolares debido a deterioro y la necesidad de construir centros que abarquen la primaria, premedia y media.

Estudiantes, afectados por daños en planteles
Estudiantes, afectados por daños en planteles

En ese sentido, Herrera explicó que han invertido $31.4 millones para ampliar 21 escuelas primarias a premedia, $240 millones para 19 proyectos que están en ejecución en todo el país y que consisten en reposición de edificios, ampliación y construcción de nuevos centros educativos, además hay 11 proyectos que están en proceso de licitación, por la suma $119.3 millones.

Así mismo, mediante el Fondo de Equidad y Calidad de la Educación, se distribuyen anualmente $29.1 millones en los 3 mil 251 planteles oficiales a los que asisten 729 mil 426 alumnos.

CUESTIONAN CIFRAS

Por su parte, Diógenes Sánchez, secretario general de la Asociación de Profesores de la República de Panamá (Asoprof), consideró que las cifras que presenta el Meduca no son reales y que el 80% de los planteles se encuentran en “estado ruinoso” y que aún hay mil 200 aulas rancho.

Para Sánchez, en la Dirección de Ingeniería y Arquitectura del Meduca deben ser más estrictos al recibir los proyectos, ya que muchos son recibidos conforme, a pesar de presentar severas deficiencias.

Además, planteó la necesidad de que se establezca una estrategia de mantenimiento permanente en los centros educativos.

En tanto, el presidente de la Confederación de Padres de Familia de la República de Panamá, Eleazar Gómez, acotó que es “lamentable” que los gremios docentes y el Meduca se pongan a medir fuerzas cuando la prioridad es que los estudiantes reciban sus clases y salgan lo mejor preparados posible.

PIDEN PRIORIZAR

Gaspar García de Paredes, representante del grupo Unidos por la Educación, subrayó que las cifras que refleja el Meduca “no es para alarmarse ni sobredimensionarlas”.

Agregó que nadie merece perder clases y es importante contar con instalaciones que permitan hacer agradable la estancia de los estudiantes dentro de los planteles, pero, a su juicio, no es un factor determinante para el proceso de enseñanza-aprendizaje.

García de Paredes enfatizó en que no se puede mantener el sistema educativo como se le conoce hoy, en el que se utilizan métodos de enseñanza obsoletos.

Añadió que el verdadero reto está en renovar la educación de forma integral, haciendo hincapié en “lo que se enseña y en cómo se enseña”, con el objetivo de alcanzar la excelencia educativa.

 

Edición Impresa