GOBIERNO CENTRAL

Excomisionados serán directores regionales de Miambiente

Excomisionados serán directores regionales de Miambiente
Excomisionados serán directores regionales de Miambiente

El Ministerio de Ambiente (Miambiente) nombró a dos excomisionados en dos direcciones regionales clave del país en materia de gestión ambiental: la de Panamá este y la de Darién.

En ambos lugares están ocurriendo problemas relacionados con la extracción ilegal de madera. Solo en Darién, según los propios cálculos de la entidad, se han talado 20 mil 800 hectáreas en los últimos 7 años.

En el caso de la Dirección Regional de Panamá Este fue nombrada Elsa Garzón, excomisionada de la Policía Nacional, quien también fue parte de la Policía Ecológica; mientras que en Darién fue asignado Marco Ruedas, excomisionado del Servicio Nacional de Fronteras.

Milciades Concepción, ministro de Ambiente, informó que todo el país y los medios de comunicación han señalado su preocupación por la tala ilegal y deforestación en Darién y, por ello, el Ministerio de Ambiente decidió nombrar a ambos funcionarios con este tipo de perfil.

No obstante, para Susana Serracín, representante de la Alianza para la Conservación y el Desarrollo, este es un “tema delicado”, porque si bien es cierto se requiere una férrea vigilancia y sanciones ejemplares con relación a la tala indiscriminada en Darién, es importante que quienes tomen las riendas en esa provincia posean un excelente perfil técnico.

Además, manifestó que ambos funcionarios deben contar con “alto grado” de ética para contrarrestar la crisis ambiental que aqueja Darién y todos los malos manejos administrativos que se han dado en la zona.

En tanto, para el Centro de Incidencia Ambiental es “sumamente importante” que sean personas probas, respetuosas de la ley, que la conozcan y la cumplan. “La Dirección Regional de Darién es quizás la regional con los mayores retos de fiscalización y supervisión, agudizados por la gran falta de personal”, planteó la organización ambiental.

De hecho, señaló que en Darién se vive una situación muy álgida, por lo que la probidad y el conocimiento debe ser “la marca” de todos los funcionarios.

Edición Impresa