PRóFUGO

Exgobernador habría salido de México

Exgobernador habría salido de México
Javier Duarte. Archivo

El prófugo exgobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte, acusado del desvío de millonarios fondos públicos y lavado de dinero, salió de México por lo menos desde noviembre, según su abogado, dijo ayer el diario Reforma.

El abogado Juan Carlos Cajigas, defensor del exgobernante, quien fue expulsado del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), dio la información en un escrito presentado a un juzgado el mes pasado, informó el diario.

Duarte pidió licencia a su cargo en octubre, un poco antes de concluir su gestión, argumentando que requería tiempo para enfrentar las acusaciones en su contra, y desde entonces, se desconoce su paradero.

El actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, quien ganó en las elecciones en julio pasado como candidato de una coalición de dos partidos opositores, denunció que Duarte habría huido del estado en un helicóptero del gobierno de Veracruz.

La fiscalía general de México ofrece una recompensa de 15 millones de pesos (735 mil dólares) por información que lleve a la captura de Duarte.



Duarte fue expulsado del PRI en octubre, tras ser acusado de lavado de dinero y delincuencia organizada. Su mandato quedó marcado, además, por varios casos de desaparición forzada y por el asesinato de 17 periodistas.

La fiscalía general de México ofrece una recompensa de 15 millones de pesos (735 mil dólares) por información que lleve a la captura de Duarte.

Este no es el único político del PRI que está en la mira de la justicia. El colectivo político expulsó el pasado viernes a otro exgobernador prófugo de Tamaulipas (noreste), fronterizo con Estados Unidos, Tomás Yarrington (1999-2005), acusado de delitos relacionados con drogas, por el que la fiscalía mexicana ha ofrecido unos 750 mil dólares por su captura.

El otro sancionado es Roberto Borge, exgobernador -de 2011 al 24 de septiembre de 2016- de Quintana Roo (este), donde se encuentra el paradisíaco balneario de Cancún con sus costas en el Caribe, del que no se conoce su paradero y que está acusado de dejar una deuda financiera de un millón de dólares.

Según el diario mexicano Excélsior, durante la sesión del PRI en la que se tomó la determinación de expulsar al exgobernador prófugo Javier Duarte, se estaba en el proceso de integración de otros expedientes con el fin de analizar si otros miembros del partido no merecen estar más dentro de sus filas.

Duarte, además, ha sido señalado de tener 19 propiedades en la ciudad estadounidense de Miami, según el sitio web Animal Político.

Edición Impresa