CONFLICTO URBANO

Exigen demolición de ‘penthouse’

Exigen demolición de ‘penthouse’
Afectados del P.H. Crystal se reúnen con Docabo. CORTESÍA

Residentes del P.H. Crystal, en el corregimiento de Bella Vista, se reunieron ayer con el director de Obras y Construcciones de la Alcaldía de Panamá, Antonio Docabo, luego de que se dilatara la demolición de un penthouse levantado en ese inmueble sin permisos municipales.

+info

Ultiman demolición en P.H.Municipio evalúa obra ilegal en P.H. Crystal

Fue la propia Alcaldía de Panamá la que a mediados de 2016 emitió la orden de demolición, pero hasta el momento no la ha ejecutado debido a recursos legales presentados por los propietarios del penthouse.

Jorge Camarena, representante de los residentes, señaló que las autoridades deben cumplir con la resolución emitida el año pasado, ya que todos los recursos de reconsideración presentados contra la demolición no prosperaron.

“Les quieren dar más tiempo sobre una resolución que está en firme”, agregó.

Por su parte, Docabo dijo que siguen el trámite que corresponde para comenzar con las labores de derrumbe de aquellas obras que no están en los planos originales.

“Hicimos nuestros propios planos para compararlos con los que nos suministrarán los propietarios de la construcción y determinar que se puede demoler”, manifestó.

Según Docabo, la idea es derrumbar lo que no está en el plano inicial que data de 1974.

Mientras, Juan Carlos Herrera, abogado de los propietarios del penthouse, indicó que presentaron una revocatoria a la resolución emitida por la Alcaldía.

“El expediente que elaboró la Alcaldía dice que no hay planos aprobados, pero nosotros no construimos nada desde que se compró la propiedad”, aseguró.

De acuerdo con Herrera, sus representados adquirieron el nivel 15 del edificio en 2012, tal y como está.

Un informe del Sistema Nacional de Protección Civil señala que la estructura edificada en el nivel 15 del inmueble es un riesgo para el piso 14. No obstante, Herrera plantea que el documento fue hecho por personal no idóneo.

Edición Impresa