NOTICIAS

FCC pagó soborno de $5 millones a Martinelli, asegura medio español

FCC pagó soborno de $5 millones a Martinelli, asegura medio español
FCC pagó soborno de $5 millones a Martinelli, asegura medio español

Un soborno de, al menos, €5 millones habría pagado la constructora española Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) al expresidente Ricardo Martinelli a cambio de contratos en Panamá, informó el medio digital de España Vozpópuli que, a su vez, atribuye la información a declaraciones dadas por la propia empresa el pasado 6 de junio a la Fiscalía Anticorrupción de aquel país.

+info

FCC, imputada en España; investigada en Panamá

Según la declaración de FCC ante la fiscalía –citada por el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno–, el soborno se habría concretado a través de una transacción efectuada por el abogado panameño-español Mauricio Cort, señalado como testaferro del exmandatario Martinelli.

En concreto, Cort habría adquirido por solo $150 el 50% de la empresa Altos del Javier S.A., que era propietaria de una finca valorada en €10 millones, señala Vozpópuli. “En esta operación habrían participado, según el relato de la Fiscalía Anticorrupción, la abogada experta en urbanismo Pilar Martín Bolea; el exdirector de desarrollo y gestión de FCC Construcción Carlos García León; y el todavía director económico financiero de FCC, César Augusto Mallo Arias”, detalló el medio de comunicación español.

El 6 de mayo de 2011, la Organización para la Enseñanza Católica –propietaria del Colegio Javier– vendió a la mencionada sociedad Altos Del Javier su finca por $17.1 millones, “más los intereses que se generan hasta la fecha de la cancelación, una vez se encuentre debidamente inscrito en el Registro Público”, señalan documentos de esa institución.

Altos Del Javier, S.A. –cuyo agente residente es Cort Abogados– celebró un contrato de préstamo hipotecario comercial con garantía de la finca.

En el contrato de compraventa se observó que el presidente y representante legal de Altos del Javier es la sociedad española Participaciones Teide, S.A., y actuó como su apoderado especial para el proceso de compraventa el español Carlos García León, el ya señalado exdirector de Desarrollo y Gestión de FCC Construcción.

Las partes acordaron que el primer pago sería por un poco más de $10 millones, a través de una carta de promesa de pago irrevocable con Global Bank.

El resto del dinero debía ser entregado el 29 de marzo de ese año, una vez se diera la inscripción en el Registro Público, y la constitución de la hipoteca sobre la finca a favor de Global Bank.

$6.3 millones se entregarían con otra carta de promesa de pago a Global Bank. En cuanto al saldo de $802 mil 579, también sería con carta de promesa de pago.

Según Vozpópuli, luego de que presuntamente pagó la coima al exgobernante, FCC consiguió millonarios contratos en Panamá –algunos de estos de la mano de la brasileña Odebrecht–, entre ellos, las líneas 1 y 2 del Metro de Panamá y la Ciudad de la Salud.

El juez Moreno imputó a FCC el 29 de octubre pasado por el pago de comisiones por un total de €82 millones ($91 millones al cambio actual), con la finalidad de adjudicarse contratos de obras públicas en Panamá.

“Según la Fiscalía Anticorrupción española, FCC y Odebrecht abultaron los precios del acero para poder abonar mordidas a los dirigentes panameños, entre ellos al expresidente Martinelli”, cita Vozpópuli en una información divulgada el 30 de octubre pasado.

El medio español agrega que, al comparecer ante la fiscalía el 3 de julio pasado, “la responsable de la asesoría jurídica de FCC aportó más datos comprometedores para el exmandatario del país centroamericano. En concreto, explicó que los documentos que adjuntaba a la denuncia ‘habían servido de cobertura formal para la salida de fondos de la compañía hacia Mauricio Cort como testaferro de Martinelli para el pago de las comisiones exigidas por este último para permitir a FCC operar en Panamá en el ámbito de su negocio de obras públicas’, según pone de manifiesto del auto de 29 de octubre del juez Moreno”.

Esta semana, luego de que se conociera en Panamá la decisión de la Audiencia Nacional de España de imputar a FCC por el presunto pago de sobornos en el país, Martinelli, a través de su vocero, Luis Eduardo Camacho Castro, negó todos los señalamientos.

“El expresidente Martinelli no es objeto de ninguna investigación penal en ningún país”, señaló Camacho en una nota de prensa, y advirtió que actuarán legalmente contra el que intente vincularlo en cualquier acto ilegal.

Al ser contactado anoche por este diario, Camacho reiteró que el exgobernante no tiene nada que ver con los señalamientos, y advirtió, una vez más, que demandarán a todo aquel que divulgue informaciones que no se ajusten a la verdad.

“Una vez más, se hacen acusaciones falsas. Ningún empleado de FCC ha sustentado que Martinelli recibió un solo real por contratos en Panamá”.

Procesos

El juez Moreno  atribuye a FCC Construcción S.A., FCC Construcción Centroamérica S.A., y Construcciones Hospitalarias S.A. –subsidiarias de FCC– los  delitos  de corrupción en transacciones internacionales y blanqueo de capitales.

En Panamá, la Procuraduría General de la Nación (PGN) informó que se han formulado cargos a 14 personas por la presunta comisión de los delitos de blanqueo de capitales y peculado como parte de una investigación por presuntas anomalías en el contrato para la construcción del corredor vía Brasil, tramo II, adjudicado a FCC.

La información fue suministrada por la PGN el pasado miércoles, en un comunicado en el que se precisa que la investigación se lleva a cabo en coordinación con las fiscalías anticorrupción de España. No se revelaron los nombres de las 14 personas imputadas, aunque se conoce que el abogado  Mauricio Cort está detenido provisionalmente por este caso.

Cort fue identificado por las autoridades españolas como “testaferro” del expresidente Ricardo Martinelli.

Una auditoría de la Contraloría General de la República concluyó que en el contrato de una de ls obrs adjudicadas a FCC en Panamá hubo un sobreprecio de $41.7 millones, “suma a la que falta agregarle el dinero proveniente del pago de la coima”, según la PGN.

(Con información de Ereida Prieto-Barreiro).

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL