SUSTRACCIóN DE DOCUMENTOS PúBLICOS

El juez Felipe Fuentes, culpable; fiscal pide condena de 38 meses de prisión

El juez Felipe Fuentes, culpable; fiscal pide condena de 38 meses de prisión
El juez Felipe Fuentes, culpable; fiscal pide condena de 38 meses de prisión

El tribunal del juicio declaró culpable al separado juez séptimo penal Felipe Fuentes, por la comisión del delito de sustracción de documentos públicos.

+info

Secretaria judicial delata al separado juez Felipe FuentesJuez de garantías llama a juicio a Felipe Fuentes

El próximo 10 de diciembre será la lectura de la sentencia. La fiscal anticorrupción Ruth Morcillo pide una condena de 38 meses (tres años y dos meses) de prisión. “Está dentro del rango de la pena que establece el delito, agravada por su condición de servidor público”, dijo la fiscal Morcillo.

Las tres magistradas que componen el tribunal (Kathia Rodríguez -presidenta-, Mirna Palma y Arleen Caballero) entraron a deliberar pasadas las 9:00 p.m., tras la conclusión de la presentación de testigos y pruebas documentales por la Fiscalía Anticorrupción de Descarga y la defensa del separado juez, representado por Tomás Góndola y Javier Quintero.

A las 10:20 p.m., las magistradas anunciaron su decisión: culpable.

En total, nueve testigos desfilaron, entre ellos, funcionarios del Juzgado Séptimo Penal y peritos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses; además, se presentaron igual cantidad de pruebas documentales.

A Fuentes se le abrió un proceso en enero pasado por la supuesta sustracción de cuadernillos del expediente de la cuenta High Spirit, de la extinta casa de valores Financial Pacific (FP).

El funcionario fue separado de su puesto temporalmente en febrero pasado, luego de que admitió que se llevó los cuadernillos “equivocadamente” para su casa, y cuando los iba a regresar a su despacho se le cayeron de la motocicleta que conducía.

Los cuadernillos fueron encontrados por un ciudadano en la vía Arraiján-Panamá, a la altura de Loma Cová, quien los entregó al Ministerio Público y se abrió un proceso penal.

En la audiencia compareció como una de las principales testigos del caso, la secretaria judicial del juzgado, Walkiria Boya Casasola, quien detalló el episodio de la pérdida de los cuadernillos.

Además, la funcionaria denunció una serie de anomalías cometidas por Fuentes, como el nombramiento de familiares en el despacho y la coacción a una de sus asistentes para que diera una versión sobre la pérdida de los documentos. Fuentes explicó que confundió los cuadernillos con documentos relacionados con una tesis que estaba elaborando.

Edición Impresa