MUERTE EN HOTEL

Fiscal pidió sanción para medios por noticias judiciales

Fiscal pidió sanción para medios por noticias judiciales
Fiscal pidió sanción para medios por noticias judiciales

El juez de garantías Justo Vargas celebró a puertas cerradas tres audiencias relacionadas con el presunto homicidio de Eduardo Calderón, hecho ocurrido el pasado 7 de julio en el hotel El Panamá y en el que se menciona al padre David Cosca.

+info

Sacerdote David Cosca no habría estado en la habitaciónMinisterio Público confirma que entrevistó a sacerdote de la iglesia católica

La decisión del juez obedeció a un pedidoque hizo la fiscal de la Unidad de Homicidios del área metropolitana del Ministerio Público (MP), Patricia Herrera.

Fuentes judiciales informaron que el juez negó una petición de la fiscal para que sancionara a los medios impresos y televisivos que publicaron información relacionada con las entrevistas que practicó el Ministerio Público (MP) a las personas que se mencionan en la investigación.

[Lea aquí la nota del Órgano Judicial que informa sobre la petición de la fiscal para sancionar a los medios].

También la fiscalía pidió que sancionara a Saray Blaissdell, abogada de Valentín Calderón, y a Holanda Polo, defensa de Hidadi Santos Saavedra -el único detenido e imputado en este caso-, por presuntamente filtrar datos del expediente.

El juez aclaró que no podía acceder a su pedido, porque no puede limitar el derecho a la libertad de expresión y tampoco puede restringir las normas procesales. Lo que sí dictaminó el juez fue una reserva del expediente para los terceros intervinientes en el proceso.

También el juez aprobó dos solicitudes sobre afectación del derecho a la defensa presentadas por los abogados de las partes y ordenó a la fiscalía que les diera acceso a la carpetilla del proceso en un plazo de tres días.

A la salida de la audiencia, la fiscal Herrera dijo que por la “reserva del sumario” no podía dar declaraciones.

Javier Quintero, abogado de Cosca, dijo que su cliente ha colaborado en el proceso y reiteró que todos los testigos indican que él no estuvo en la habitación del hotel donde presuntamente ocurrió el crimen. Sin embargo, admitió que sí alquiló la habitación.

Polo reiteró que su cliente es inocente y que la muerte de Eduardo Calderón pudo ser accidental, ocurrida dentro del hotel.

Edición Impresa