DESACUERDO

Flamencos salen de la coalición que gobierna en Bélgica

Los ministros nacionalistas flamencos de la N-VA renunciaron de la coalición que gobierna en Bélgica desde hace cuatro años debido a un profundo desacuerdo sobre el Pacto de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para las Migraciones, por lo cual el primer ministro Charle Michel quedó al frente de un gobierno en minoría.

Estas dimisiones fueron “aceptadas” por el rey belga Felipe ayer al mediodía, según un comunicado, tras una reunión en el Palacio Real con Charles Michel, que se desplazó a presentarle la situación política y el nombre de los ministros que heredarán las carteras vacantes: Interior, Finanzas, Defensa y Migración.

El exministro de Interior Jan Jambon, de la Nueva Alianza Flamenca (N-VA, nacionalistas flamencos), confirmó el domingo en la televisión pública RTBF que él mismo y los demás ministros de su partido iban a dimitir.

“Está claro, está clarísimo”, dijo, poniendo fin a varias horas de confusión.

Con esta salida de la N-VA, peso pesado de esta coalición belga, el primer ministro Charles Michel se quedó el domingo al frente de un gobierno en minoría en el Parlamento, a solo cinco meses de las elecciones legislativas previstas a finales de mayo. El gobierno se ha tambaleado a menudo desde hace cuatro años debido a las tomas de posiciones, consideradas radicales, de la N-VA sobre migración.

El presidente del partido, Bart De Wever, lanzó el sábado por la noche un ultimátum a Michel, dando a entender que la N-VA se iría si el primer ministro viajaba a Marrakech el domingo para aprobar en nombre de Bélgica el Pacto de la ONU para las Migraciones.

Edición Impresa