FRANCIA

François Fillon desafía a sus adversarios

François Fillon desafía a sus adversarios
François Fillon.

El aspirante derechista a las presidenciales francesas, François Fillon, desafió ayer a los conmilitantes que le piden que renuncie por un escándalo judicial, y aseguró que “nadie puede impedirme ser candidato”.

A siete semanas de la primera vuelta electoral y afectado por las denuncias de empleos ficticios de los cuales habría hecho disfrutar a su esposa –escándalo que lo hundió en los sondeos– Fillon convocó ayer a decenas de miles de sus seguidores en un mitín en Plaza Trocadero, cerca de la Torre Eiffel.

En su discurso, Fillon reconoció haber cometido “un error” al contratar a su esposa, Penélope, como asistente parlamentaria. Por la noche, confortado por el mitin que congregó entre 35 mil y 40 mil personas según la Policía, Fillon expresó que “nadie puede impedirme ser candidato”.

Fillón, quien impulsa un programa liberal que él califica “de ruptura”, aseguró que su candidatura “es sostenida por una mayoría de votantes de derecha y de centro. Es lo que yo creo y lo que he demostrado esta tarde”.

El ex primer ministro de 63 años anunció el pasado miércoles su probable imputación en este caso, iniciado por sospechas de que hizo pagar a lo largo de varios años cerca de 956 mil dólares a su mujer y sus hijos por empleos sospechados de ficticios. Ayer, el candidato se mostró convencido de que acabará siendo exculpado.

En las últimas semanas, el escándalo desplomó a Fillon en los sondeos de cara a la primera vuelta de la presidencial el 23 de abril, y ahora aparece tercero, detrás de la ultraderechista Marine Le Pen, y del centrista Emmanuel Macron, exministro de Economía del gobierno socialista.

La semana pasada, el ex primer ministro Alain Juppé, con un programa más centrista y derrotado por Fillon en las primarias de la derecha, se mostró dispuesto a sustituir al candidato de Los Republicanos, mientras que la cúpula del partido se reunirá hoy para estudiar la situación actual.

Edición Impresa