ESTUDIOS SUPERIORES

Hacinamiento e inseguridad en la Facultad de Medicina

Hacinamiento e inseguridad en la Facultad de Medicina
Hacinamiento e inseguridad en la Facultad de Medicina

Alrededor de mil 800 estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá (UP) reciben clases amontonados en un edificio erigido hace 68 años, porque las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) no lograron concretar durante estos cinco años de administración la licitación para el diseño, construcción y equipamiento de la nueva sede.

+info

Estudiantes de medicina piden que se agilice construcción de nueva facultad

El decano de la Facultad de Medicina, Enrique Mendoza, informó que llevan ocho años (dos administraciones gubernamentales) esperando la construcción de las nuevas instalaciones para formar al personal médico que requiere el país.

En 2011 tuvo lugar el acto de traspaso de 5.5 hectáreas de tierras de la Caja de Seguro Social (CSS) a la UP para la construcción de la nueva sede de la facultad.

No obstante, tras varias gestiones fallidas, el pasado 20 de mayo el Minsa informó que la licitación del proyecto –por 70 millones de dólares– tendrá que realizarla la próxima administración de gobierno.

Mendoza, quien se enteró de la noticia a través del comunicado de la entidad, considera que la posición adoptada por las autoridades de salud obedece a un “manejo calculado para que no se diera este acto público”, porque tuvieron el suficiente tiempo para terminar el proceso.

Hacinamiento e inseguridad en la Facultad de Medicina
Hacinamiento e inseguridad en la Facultad de Medicina

Mendoza remarcó que, ahora, la facultad tendrá que hacerle frente a las complicaciones que conlleva la suspensión del proyecto, el cual ya debía estar en marcha.

Estructura vieja

Las autoridades de la facultad están inquietas por la seguridad de los estudiantes, pues en una estructura que data de 1951 y que fue creada para albergar a 200 aspirantes a médicos, ahora reciben clases nueve veces más alumnos.

Las instalaciones están deterioradas: hay zonas con filtraciones de agua, pisos dañados y faltan equipos.

Ante ese escenario, el decano indicó que solicitaron a la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) realizar una evaluación de los cuatro edificios que componen la facultad, con la finalidad de conocer el estado de sus estructuras.

Hacinamiento e inseguridad en la Facultad de Medicina
Hacinamiento e inseguridad en la Facultad de Medicina

Mendoza explicó que los especialistas de la UTP revisaron los edificios el pasado 20 de mayo y aunque el resultado les será entregado en unas dos semanas, preliminarmente determinaron que los edificios de bioquímica, microbiología, fisiología y anatomía están “estructuralmente enfermos”.

Añadió que como autoridad de la facultad le inquietan los riesgos a la seguridad a los que se exponen los estudiantes, más cuando –bajo la promesa de una nueva instalación– este año aumentaron la matrícula en 100 estudiantes.

En el último quinquenio la matrícula en esta facultad se incrementó en 500 estudiantes, por lo que ahora salones diseñados para atender 50 estudiantes tienen una población de hasta 160.

Otro aspecto que preocupa a Mendoza es que para 2023, la Educational Commission for Foreign Medical Graduates, organismo que certifica a especialistas en Estados Unidos, está solicitando óptimas instalaciones de enseñanza como un requisito básico para la acreditación de especialistas.

Al año se forman en Estados Unidos, en promedio, unos 10 médicos egresados de la Facultad de Medicina de esta universidad estatal.

Hacinamiento e inseguridad en la Facultad de Medicina
Hacinamiento e inseguridad en la Facultad de Medicina

 

Visión estudiantil

El presidente de la Asociación de Estudiantes de la Facultad de Medicina, Christian Jiménez, quien cursa el quinto año de estudios de medicina, expresó que a pesar de algunas mejoras efectuadas a las actuales instalaciones, estas no son lo suficientemente adecuadas para la cantidad de alumnos.

Jiménez coincidió con Mendoza en que luego de que el Gobierno aprobó construir la nueva facultad, se aumentó la cantidad de estudiantes en esta carrera.

“Estamos sobresaturados, los espacios que tenemos no son suficientes para la cantidad de estudiantes que actualmente maneja la facultad”, indicó Jiménez.

Agregó que por falta de espacio los estudiantes han tenido que recibir clases hasta en las escaleras.

El rector de la UP, Eduardo Flores Castro, manifestó que, aunque los expertos de la UTP todavía no entregan el informe, están claros en que esta facultad está colapsada, y ya no se puede aceptar más estudiantes.

Flores Castro detalló que la facultad tiene nuevas carreras, como radiología, tecnología médica, nutrición, licenciado en urgencias médicas, entre otras, por lo que esta es otra razón que apuntala la necesidad de más espacio para seguir creciendo.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL