LíBANO

Hezbolá saluda el regreso de Saad Hariri

El grupo parlamentario proiraní Hezbolá saludó ayer el regreso al Líbano del primer ministro Saad Hariri, protegido de Arabia Saudita, considerando “positivas” sus afirmaciones sobre la apertura a un diálogo entre ambos bandos rivales.

El 4 de noviembre, Hariri causó conmoción al renunciar desde Riad invocando la influencia de Irán y el Hezbolá sobre los asuntos libaneses y su injerencia en los conflictos de la región.

Tras una estadía enigmática en Arabia Saudita, Hariri regresó el martes a Beirut, donde anunció que suspendía su renuncia en espera de consultas sobre asuntos difíciles con el movimiento armado Hezbolá, fuerza muy importante de la política libanesa. El partido “expresa su gran satisfacción frente a los nuevos hechos políticos”, indicó un comunicado de Hezbolá.

A su regreso, Hariri pidió alejar a Líbano de los conflictos en Oriente Medio y adoptar una “política de distanciamiento”, mientras Hezbolá se encuentra muy comprometido en la guerra en la vecina Siria al lado del régimen.

Edición Impresa