DELITO

Juez deniega liberación de ex primera dama hondureña acusada de corrupción

Juez deniega liberación de ex primera dama hondureña acusada de corrupción
Juez deniega liberación de ex primera dama hondureña acusada de corrupción

La justicia hondureña denegó ayer lunes la liberación de la ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo, acusada de corrupción, por temor a que se fugue, informó a la AFP una portavoz judicial.

Lucía Villars, vocera del poder Judicial, explicó que la defensa de la esposa del expresidente Porfirio Lobo (2010-2014) “solicitó la revisión de las medidas de prisión preventiva” que cumple en la cárcel de mujeres, “pero el tribunal resolvió que siga con la prisión preventiva”.

El juzgado contempló la advertencia de la fiscalía de que “hay riesgo de fuga”, y ponderó la alta pena de “entre 46 y 69 años de cárcel” por los delitos que se le atribuyen, de apropiación indebida y fraude.

Desviaba fondos de obras sociales

Rosa Elena Bonilla de Lobo permanece en prisión por el denominado caso ‘Caja chica de la dama’. Según lo revelado por la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción la ex primera dama desviaba fondos para uso propio a través de una red de blanqueo de capitales del dinero proveniente del Estado, destinado a obras sociales.



Villars añadió que dos exasistentes de la primera dama, Manuel Mora y Saúl Escobar, también seguirán en prisión preventiva en la Penitenciaria Nacional (norte de Tegucigalpa). Ambos podrían afrontar penas de entre 36 y 54 años de cárcel.

Según la portavoz, la jueza tendrá que determinar en breve la audiencia de presentación de pruebas de parte de la fiscalía y de la defensa, tras lo cual determinará si se abre el juicio oral y público.

Bonilla fue capturada en febrero y encarcelada por la transferencia de más de 500 mil dólares de una cuenta del despacho de la primera dama a su cuenta personal, cinco días antes de que finalizara la administración de Lobo.

La investigación fue realizada por la fiscalía en conjunto con la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras, un organismo creado en 2016 por la Organización de Estados Americanos (OEA) a petición del Gobierno.

Agentes de la Unidad Fiscal Especial contra la Impunidad de la Corrupción presentaron ayer ante el tribunal nuevos elementos de pruebas que comprometerían a la ex primera dama y a los otros dos implicados en el presunto acto de corrupción.

Edición Impresa