DERECHOS HUMANOS

Naufraga la libertad de prensa en América

Naufraga la libertad de prensa en América
Naufraga la libertad de prensa en América

La libertad de prensa en América naufraga en un barquito de papel, que los gobernantes de turno y grupos delincuenciales tratan a toda costa de llevar al puerto de sus intereses, con escaso éxito.

La región registra el mayor deterioro (+3.6%) en cuanto a la libertad de prensa, debido a los exabruptos cometidos principalmente en Nicaragua, México y Venezuela en contra de los periodistas, según el Índice Mundial de Libertad de Prensa 2019 recopilado por Reporteros sin Fronteras (RSF) .

Nicaragua, señala el informe, perdió 24 lugares, uno de los descensos más significativos en 2019.

Los periodistas nicaragüenses que cubren las manifestaciones contra el gobierno de Daniel Ortega son considerados opositores y a menudo sufren agresiones. Muchos de ellos se han visto obligados a exiliarse para evitar ser encarcelados y acusados de terrorismo.

En el continente se encuentra México, uno de los países “más mortíferos” para la prensa, donde al menos 10 periodistas fueron asesinados en 2018.

“Hay gobiernos cada vez más fuertes que tratarán de controlar la información o de censurarla”.


Emmanuel Colombié
RSF para América Latina.

El ascenso al poder de Andrés Manuel López Obrador ha calmado un poco las tensiones entre el gobierno y la prensa mexicana, aunque la violencia continúa y los asesinatos de periodistas permanecen en la impunidad, por lo que en marzo de 2019 RSF recurrió a la Corte Penal Internacional.

El Salvador experimentó el segundo retroceso más notable en el continente -15 lugares- porque los periodistas sufrieron ataques armados, acoso e intimidación por parte de políticos, sostiene el informe.

También hubo una tendencia a la baja en Venezuela, Brasil y Estados Unidos.

RSF documentó una cantidad sin precedentes de arrestos arbitrarios y casos de violencia perpetrados por las autoridades en Venezuela, donde muchos periodistas han salido del país.

Costa Rica se mantuvo como el país mejor ubicado, ocupando la posición 10 entre los 180 países evaluados. Cuba está al otro extremo del espectro hemisférico.

El informe señaló que nunca en Estados Unidos tantos profesionales de la comunicación han recibido amenazas de muerte o acudido a empresas privadas de seguridad. En junio, un hombre armado ingresó a la redacción del Capital Gazette, en Annapolis, Maryland, y mató a cuatro periodistas y a otro empleado.

Por su parte, en Panamá, de acuerdo con el organismo internacional, los periodistas que cubren temas relacionados con la corrupción –sobre todo escándalos financieros que tienen eco internacional– suelen encontrarse en el punto de mira de la justicia.

Con frecuencia los comunicadores enfrentan procesos legales por difamación, que suelen sancionarse con multas. El gobierno sigue controlando el acceso a la información, sobre todo a través de la asignación de la publicidad oficial.

El Índice Mundial de Libertad de Prensa 2019 sostiene que la situación en América refleja una tendencia global en la que continúa disminuyendo la cantidad de países considerados seguros para el periodismo debido a la hostilidad expresada por los líderes políticos.

(Con información del Índice Mundial de Libertad de Prensa 2019 y servicios internacionales).

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL