INVESTIGACIÓN POR CORRUPCIÓN

Odebrecht habría financiado campaña

Odebrecht habría financiado campaña
Las palabras de Marcelo Odebrecht, condenado en 2016, amenazan la legitimidad del gobierno de Michel Temer.

El presidente brasileño, Michel Temer, enfrentaba ayer nuevas acusaciones de corrupción por la supuesta financiación ilegal de la campaña de 2014, cuando era vicepresidente, afirmaron los principales medios locales.

Las acusaciones fueron hechas por el detenido expresidente de la constructora Odebrecht , Marcelo Odebrecht, ante el Tribunal Superior Electoral (TSE), que investiga si la fórmula Dilma Rousseff-Michel Temer, que buscaba la reelección, rompió las reglas de financiación de campaña y, por tanto, si en teoría esa victoria debería ser anulada.

En su testimonio filtrado a la prensa, el empresario aseguró que su grupo pagó 150 millones de reales (casi 64 millones de dólares al cambio promedio de 2014) para la reelección de la mandataria de izquierda (destituida en 2016) y de su conservador vicepresidente.

El diario Estado de Sao Paulo asegura que el ejecutivo confesó que 120 millones de reales (unos 60 millones de dólares) de esa suma fueron transferidos a través de la llamada “Caja 2” y que solo 30 millones (unos 13 millones de dólares) fueron debidamente declarados. Odebrecht, condenado a más de 19 años de reclusión, aseguró también que había conversado del tema con Temer en una cena, aunque sin hablar de cifras.

Los montos fueron tratados con Eliseu Padilha, actual ministro jefe de la Casa Civil (un cargo de virtual primer ministro), de acuerdo con los reportes de Estado y de Globo.

Estas declaraciones forman parte de las confesiones premiadas de 77 exejecutivos de Odebrecht a cambio de una reducción de condenas y se enmarcan en el megaescándalo de Petrobras, una compleja trama encabezada por políticos corruptos que ayudaban a empresarios a lograr contratos de la petrolera o a firmar normas favorables a cambio de sobornos.

En una breve nota, la presidencia brasileña afirmó que la confesión de Odebrecht confirma lo que Temer “viene diciendo hace meses” que: “hubo una cena (entre Temer y Odebrecht ), pero que no hablaron de valores” y que el PMDB, partido centroderechista que dirige, recibió 11.3 millones de reales (cerca de 5 millones de dólares) en donaciones de Odebrecht en 2014, pero que todas fueron debidamente declaradas.

Un exvicepresidente de relaciones institucionales de la constructora, Claudio Melo Filho, afirmó que en 2014 la firma donó 10 millones de reales (en torno a 3 millones de dólares) para campañas del PMDB e involucró a Temer en el pedido de dinero a cambio de favores políticos, de acuerdo con filtraciones anteriores de las delaciones premiadas.

Temer sustituyó en 2016 a Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), destituida por el Congreso bajo la acusación de manipular las cuentas públicas.

Un juez bloquea los pagos a firma brasileña en Ecuador

Un juez de Ecuador bloqueó pagos por 40 millones de dólares a   Odebrecht, dentro de una investigación por los supuestos sobornos de la firma brasileña a funcionarios ecuatorianos, informó ayer la fiscalía. “El objetivo de bloquear los pagos es garantizar una posible indemnización al Estado ecuatoriano por parte de la constructora brasileña. Esta habría pagado sobornos en el país por 33.5 millones de dólares”, señaló la fiscalía en un comunicado. Una empresa estatal a cargo del levantamiento de una refinería y otra de agua potable que adeudan unos 40 millones de dólares recibieron la “orden” de un juez de Quito de no pagar a   Odebrecht   “mientras duren las investigaciones por presuntos sobornos”, agregó. En diciembre pasado, la fiscalía allanó oficinas de   Odebrecht   en el país, mientras que la justicia prohibió temporalmente al Estado hacer contratos con la firma brasileña. Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos,   Odebrecht   pagó entre 2007 y 2016 unos 33.5 millones de dólares a funcionarios oficiales de Ecuador, y encontró problemas con la aprobación de proyectos en 2007 y 2008.

El presidente Rafael Correa expulsó a la gigante empresa brasileña en 2008 por irregularidades en la construcción de una hidroeléctrica. Tras un acuerdo,   Odebrecht   retornó en 2010 a Ecuador.   Odebrecht   y su filial Braskem aceptaron pagar multas de 3 mil 500 millones de dólares a Estados Unidos, Suiza y Brasil por su sistema de sobornos, que incluyó a países latinoamericanos.

Edición Impresa