REGULACIONES

Oenegés piden debate sobre niñez

Oenegés piden debate sobre niñez
Oenegés piden debate sobre niñez

El grupo Aliados por la Niñez y la Adolescencia, conformado por, al menos, 31 organizaciones de la sociedad civil y empresariales, aboga por la discusión del proyecto de ley 633, que crea un sistema de garantías y protección integral de los derechos de la niñez y la adolescencia.

La propuesta fue enviada en octubre pasado a una subcomisión de la Comisión de la Mujer, la Niñez, la Juventud y la Familia de la Asamblea Nacional, a fin de ampliar las consultas sobre su contenido, que generó voces a favor y en contra.

La discusión

La coordinadora pro tempore de Aliados por la Niñez y la Adolescencia, Melissa Wong Sagel, subrayó que abogan por el debate de esta iniciativa de ley, porque contiene aspectos favorables a la protección de la niñez y la adolescencia.

No obstante, reconoció que en el documento hay aspectos en los que tendrán que ponerse de acuerdo como país, aunque esto no se logrará si no se concreta la discusión.

Uno de esos aspectos es que se desconoce cuánto se invierte en programas para la niñez.

Agregó que su principal propósito es que se fortalezca la familia, que es la primera barrera de protección de los niños y adolescentes.

Para Wong Sagel, cuando la familia no puede cumplir con el rol que le corresponde, debe intervenir el Estado, pero de manera articulada para garantizar la protección adecuada de la niñez.

Para tener una idea de lo vulnerable que es esta población, solo en 2017 se presentaron 2 mil 594 denuncias de maltrato a niños, niñas y adolescentes.

Por su parte, el diputado y presidente de la subcomisión creada para analizar los aportes al proyecto de ley, Iván Picota, expresó que la posición de la comisión es escuchar los aportes que ofrezcan los grupos que avalan o rechazan la norma.

Picota sostuvo que están escuchando a todos los actores, pero también están pidiendo que los argumentos se entreguen por escrito, para introducirlos al borrador del proyecto de ley.

Los padres

El diputado indicó que está a favor de que se le garantice a esta población todo lo que requiera para alcanzar un óptimo desarrollo, pero sin dejar de lado a los padres de familia, porque son, en primera instancia, los responsables de sus hijos.

En términos generales, Picota subrayó que con este proyecto de ley se articulan las funciones del Estado, porque ahora mismo cada entidad trabaja por su cuenta en este tema.

La subcomisión tiene un mes para terminar de consensuar el documento, porque en enero se debería comenzar a discutirlo.

Mientras tanto, la directora de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, Jazmín Cárdenas, explicó que el proyecto de ley lo presentó el Ministerio de Desarrollo Social, como ente rector de las políticas públicas relacionadas con la niñez.

La funcionaria sostuvo que el país se encuentra rezagado en el proceso de contar con este sistema de garantía y protección integral de los derechos de niños y adolescentes, por lo que es importante una discusión como la que se avecina.

Además, abogó por una participación mayor de las organizaciones no gubernamentales, porque, a su juicio, son las que viven los casos de protección junto con las instituciones.

Los jóvenes

Por su lado, el director ejecutivo de la Red Nacional de Apoyo a la Niñez y la Adolescencia en Panamá, José Ovalle, informó que están pidiendo un amplio debate con la participación de diversos actores de la sociedad, entre ellos, los jóvenes y los adolescentes, quienes representan el 33% de la población total del país.

Consideró que debe haber un fondo para la infancia, de manera que se puedan planificar y ejecutar los programas de prevención y promoción de los derechos de los niños y adolescentes.

Panamá no tiene una normativa unificada a favor de los niños y adolescentes, sino que están dispersas en varias entidades, motivo por el cual el Ministerio de Desarrollo Social presentó el proyecto de ley 633.

Unificar la legislación en esta materia también ha sido un pedido de la Organización de Naciones Unidas.

Edición Impresa