JUSTICIA

Ombudsman México: estudiantes pudieron morir en un basurero

Ombudsman México: estudiantes pudieron morir en un basurero
Ombudsman México: estudiantes pudieron morir en un basurero

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reavivó el debate sobre el posible destino de 43 estudiantes desaparecidos en 2014 en el sur de México, tras sugerir que sí podrían haber sido quemados en un basurero, la principal hipótesis del Gobierno que fue desacreditada por expertos internacionales que investigaron el caso.

A tres días de que concluya el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, el organismo presentó un informe que alienta la tesis de la Procuraduría General de la República, de que los jóvenes habrían sido quemados, aunque también cuestiona duramente algunas partes de su investigación, al considerar que hubo irregularidades y pidió mayores indagatorias para aclarar definitivamente el destino de los alumnos desaparecidos.

La investigación de la fiscalía federal ha sido cuestionada dentro y fuera de México. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió un informe en el que reitera todas las preguntas sin responder que plantea el caso e insiste, entre otras cosas, en la necesidad de realizar una “indagación exhaustiva” sobre el papel del Ejército en los hechos.

El 26 de septiembre de 2014, estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa fueron atacados por policías locales en la localidad sureña de Iguala cuando se preparaban para viajar en autobuses a la ciudad de México. La tesis oficial sostiene que los agentes los entregaron a un grupo del crimen organizado que los quemó en un basurero y tiró sus restos a un río cercano.

En una rueda de prensa de nueve horas, Luis Raúl González Pérez, presidente de la CNDH, dijo que en el vertedero de Cocula, una comunidad cercana a Iguala, fueron incineradas, al menos, 19 personas, “que pueden corresponder” a los alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Edición Impresa