ELECCIONES 2019

Presentan tres nuevas impugnaciones para candidatos a diputados

Presentan tres nuevas impugnaciones para candidatos a diputados
Presentan tres nuevas impugnaciones para candidatos a diputados

El Tribunal Electoral (TE) recibió ayer tres impugnaciones. Dos dirigidas a los diputados electos por residuo del Partido Revolucionario Democrático (PRD) Crispiano Adames y Corina Cano, del circuito 8-7 (Ancón, Bella Vista, Betania, Calidonia, Curundú, El Chorrillo, Pueblo Nuevo, San Felipe y Santa Ana), y otra contra Francisco Pancho Alemán, presidente del Movimiento Liberal Revolucionario Nacionalista (Molirena) y diputado reelecto del circuito 8-6 en San Miguelito.

Amparados en el Código

Camacho, González y García están apelando al numeral 2 del artículo 416 del ‘Código Electoral’, el cual establece como requisito para impugnación que “las mesas de votación o las actas de los escrutinios generales contengan errores o alteraciones”.



Las primeras impugnaciones fueron presentadas, individualmente, por los excandidatos Carlos González, del Partido Panameñista, y Carla García, del PRD, con base en “las irregularidades que se dieron en las mesas de votación”, y con relación a la distribución del “cociente y medio cociente”.

Aunque González busca que la curul del 8-7 se le asigne a él y a la candidata por libre postulación Linda Loo, García solo busca que se revisen los resultados en ese circuito, para comprobar que el conteo se hizo de forma eficaz y apegado al Código Electoral.

Mientras, Luis Eduardo Camacho, vocero del expresidente Ricardo Martinelli y excandidato a diputado del circuito 8-6, argumenta en su impugnación que en las mesas de votación erraron al “usar dos veces” los votos al PRD durante la distribución del residuo. Esa fue la razón por la cual, según Camacho, se le asignó la curul a Alemán cuando debió ser para él.

Estas impugnaciones se suman a la presentada por el candidato de libre postulación Eduardo Vásquez contra la diputada Yanibel Ábrego del circuito 8-2 (Capira) por supuesto clientelismo.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL