AMBIENTE

Propuesta de ley busca conservación de los arrecifes coralinos en el país

Propuesta de ley busca conservación de los arrecifes coralinos en el país
Propuesta de ley busca conservación de los arrecifes coralinos en el país

El Centro de Incidencia Ambiental (CIAM) presentó un anteproyecto de ley, que establece la protección integral de los ecosistemas de arrecifes coralinos y especies asociadas en Panamá.

El objetivo de la propuesta es proteger, conservar y prevenir la contaminación de los ecosistemas de arrecifes, ya que son los de más biodiversidad del mundo y casi la cuarta parte de todas las especies marinas del mundo depende de ellos para vivir.

Según el CIAM, Panamá no cuenta con una norma actualizada que proteja a los ecosistemas de arrecifes.

El documento, elaborado con apoyo de científicos, propone la creación de un Comité de Arrecifes, así como el inventario y monitoreo de los ecosistemas, para llevar un récord sobre su estado. Además, exige medidas concretas de protección, cuya implementación será responsabilidad del Ministerio de Ambiente, la Autoridad Marítima de Panamá, la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá, entre otras entidades.

La realidad

Panamá cuenta con una extensión total de 770 kilómetros cuadrados de arrecifes de coral, de los cuales 754 kilómetros se encuentran en el Mar Caribe y 16 kilómetros en el océano Pacífico. Según datos del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, en Panamá existen 237 organismos que favorecen la formación de comunidades coralinas.

Las principales amenazas antropogénicas a los arrecifes de coral panameños son la extracción de corales, golpes inducidos por barcos, los herbicidas y la sobrepesca.

El Caribe panameño contiene la mayor cantidad de arrecifes de coral, y el 81% de ellos se encuentra dentro de los límites de la comarca Guna Yala.

No obstante, los arrecifes coralinos del Pacífico sufren mayor cantidad de episodios de blanqueamiento, debido al aumento de la temperatura de las aguas marinas ocasionado por el fenómeno de El Niño.

Por otro lado, estudios recientes también han destacado que la sedimentación de los arrecifes de coral producto de la erosión excesiva es la principal amenaza para los arrecifes del Caribe.

En particular, los arrecifes coralinos de Bocas del Toro se han visto afectados no solo por las actividades terrestres, sino por el aumento de actividades turísticas dentro del Parque Nacional Marino Isla Bastimentos.

Escasa regulación

Panamá no cuenta con una norma actualizada que proteja a los arrecifes de coral ni pastos marinos como ecosistemas. La Ley 41 del 1 de julio de 1998, General de Ambiente, en su artículo 74, únicamente establece que el Ministerio de Ambiente y la Autoridad de Recursos Acuáticos darán prioridad en sus políticas a la protección de ecosistemas marinos de alta diversidad biológica y productividad, tales como los arrecifes de coral, estuarios y humedales.

Edición Impresa