DELINCUENCIA ORGANIZADA

Red traficaba migrantes y tenía laboratorio para falsificar documentos

Red traficaba migrantes y tenía laboratorio para falsificar documentos
Red traficaba migrantes y tenía laboratorio para falsificar documentos

Una red que se dedicaba al tráfico de migrantes y la falsificación de documentos públicos y financieros fue desarticulada ayer por la Fiscalía Primera contra la Delincuencia Organizada, en coordinación con estamentos de la fuerza pública.

En el operativo, denominado Jeriot, ejecutado en Darién, Panamá, Panamá Oeste, Chiriquí y Panamá este, se logró rescatar a 19 migrantes y se aprehendió a 3 personas.

En un allanamiento efectuado en una casa en aparente estado de abandono, ubicada en calle segunda Perejil, en Calidonia, los funcionarios del Ministerio Público se encontraron con una sorpresa: un laboratorio con máquinas para fabricar documentos falsificados de identificación a extranjeros y tarjetas de crédito.

La puerta principal de la casa era de hierro y estaba bajo llave. Las autoridades cortaron el candado con una herramienta especial. Dentro había una mujer que alegaba que vivía en Chepo, situación que alertó a los funcionarios de la fiscalía, porque venían de un operativo sobre este caso en esa región de Panamá este. A la casa también llegaron dos personas más -otra mujer y un hombre- quienes dijeron que conocían a la señora que habitaba allí. A pesar de que alegaron que no sabían nada de lo que pasaba en el lugar, fueron aprehendidos.

Al ingresar a la residencia, la fiscalía encontró carnés de migración, tarjetas de crédito, carnés de permisos de trabajo de extranjeros y licencias para conducir. Todos eran documentos falsificados con máquinas que había en el lugar.

En una de las habitaciones se encontraron siete drones y consolas de videojuegos.

La fiscalía pidió la presencia de cuatro representantes del Servicio Nacional de Migración y personal del Tribunal Electoral (TE). Los funcionarios del TE verificaron que entre los documentos había un carné de residente permanente, “mal llamado cédula de extranjeros, el cual es legítimo”.

El fiscal primero contra la Delincuencia Organizada, David Mendoza, expresó que la investigación empezó luego de que recibieran información de que un grupo organizado estaba introduciendo migrantes ilegales al país por Darién.

Explicó que los migrantes llegaban al país, vía terrestre, por medio de las distintas trochas que hay en la frontera con Colombia. Luego, los ilegales eran llevados, vía terrestre, hacia la zona fronteriza de Panamá con Costa Rica.

Para realizar esos traslados el grupo estaba organizado para indicarle a los inmigrantes los puntos a donde debían viajar.

Según la fiscalía, la cabecilla del grupo en Panamá era una mujer, la cual se encuentra entre los tres aprehendidos. También la fiscalía maneja la tesis de que los traficantes de migrantes estaban conectados con la fabricación de documentos públicos y las tarjetas de crédito.

Edición Impresa