EL VALLE DE ANTóN

Remanso de montaña

Remanso de montaña
Remanso de montaña

El Valle de Antón es uno de los destinos predilectos para disfrutar de la naturaleza. Su cercanía lo hace un punto campestre accesible y con atracciones para todas las edades.

El poblado se ha desarrollado con base en el turismo, de modo que son los propios lugareños quienes se aprestan a guiar a cualquier foráneo en su búsqueda de diversión y entretenimiento.

Cabalgar, montar en bicicleta o caminar, son las opciones para recorrer el poblado, favorecido al estar rodeado de espesa vegetación y por mantener un clima muy agradable.

Desde temprano, los visitantes se pueden proponer hacer la caminata o subir hasta la cima del cerro India Dormida, por senderos señalizados y de seguro tránsito para ese fin.

Internarse en las aguas de las piscinas o pozos termales, es otra opción en la que los interesados podrán relajarse de forma natural.

En el zoológico El Níspero, 94 especies de la fauna aguardan por su visita. De las especies nativas destaca el jaguar, el tapir, el ocelote y los monos araña.

Remanso de montaña
Remanso de montaña

Los parajes, siempre de vistoso verdor, son un encanto en El Valle de Antón. Los lagos y estanques le darán un aliento en sus recorridos.

En Butterfly Haven encontrará el paraíso de las mariposas, en colores vibrantes y de diversos tamaños. En el mariposario se puede ser testigo del ciclo de vida de las aladas.

También está el mercado municipal, parada obligatoria, en donde encontrará artesanías que serán un recuerdo tangible de su visita.

Remanso de montaña
Remanso de montaña

Edición Impresa