EDUCACIÓN INTEGRAL

Revisión de guías de sexualidad, sin concluir

Revisión de guías de sexualidad, sin concluir
Revisión de guías de sexualidad, sin concluir

La revisión de las guías de educación integral en sexualidad y afectividad, y su implementación en las escuelas oficiales del país, será una tarea para las próximas autoridades del Ministerio de Educación (Meduca).

Las guías deben ser validadas aún por varios actores involucrados en el tema, como la Dirección Nacional de Currículo y Tecnología Educativa del Meduca, informó Luz María Córdoba, directora nacional de Servicios Psicoeducativos.

También deben ser avaladas por la Comisión Interinstitucional para el Desarrollo de la Estrategia en Materia de Educación en Sexualidad en el Sistema Educativo –conformada en septiembre de 2016 por el Ejecutivo, tras el fracaso de las primeras guías, con el propósito de consensuar una propuesta–, la sociedad civil organizada, docentes y padres de familia.

Las cinco guías de educación en sexualidad y afectividad, que fueron elaboradas por una empresa consultora, están dirigidas a estudiantes de primaria, premedia y media, y se prevé que su puesta en marcha se haga de forma escalonada, ya que el personal docente y técnico debe ser capacitado en el manejo de esta herramienta pedagógica.

Será el segundo intento por atender este tema, ya que las primeras guías, elaboradas en 2015 en conjunto con el Fondo de Población de Naciones Unidas, a un costo de $25 mil, fueron rechazadas por varios sectores del país.

Estos textos comenzaron a trabajarse después de que se integrara la comisión interinstitucional, que lidera el Meduca, y en la que participan otras siete entidades. El grupo trabajó en la selección de información sobre la salud reproductiva y sexual, para crear un “instrumento pedagógico” que atienda las particularidades de cada grupo en edad escolar.

Después de más de un año de trabajo, la comisión entregó en 2018 los datos a la consultora para que elaborara el documento.

Formación

Antonio Castillo, catedrático de Ética, Filosofía y Pedagogía, afirma que en Panamá la falta de una adecuada formación en la sexualidad se traduce en un grave problema de salud pública, por enfermedades infectocontagiosas y embarazos prematuros.

Por ello, considera que el gobierno que inicia el próximo 1 de julio debe abordar el tema con la responsabilidad necesaria.

Rubiela Sánchez, miembro de la Coalición Panameña por la Educación Integral en Sexualidad, manifestó que esperan que el gobierno entrante tenga el interés de aplicar estas guías.

Sánchez opina que las guías se convertirán en una herramienta para transmitir conocimiento a los niños y adolescentes, y que estos sean capaces de identificar cualquier propuesta cargada de abusos y cualquier solicitud de amistad de algún pedófilo en redes sociales. Además, sugiere que con educación sexual los chicos postergarán el inicio de las relaciones sexuales.

El país necesita “a gritos” que se concrete de una vez por todas la educación sexual en los centros educativos, ya que faltó voluntad política de la administración actual para implementarla, remarcó.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL