PUERTO RICO

Roselló: un gobernador asediado por su pueblo

En el viejo San Juan aún retumban las voces de protesta de cientos de puertorriqueños que durante los últimos siete días vienen exigido la renuncia del gobernador de la isla, Ricardo Roselló.

Envuelto en un escándalo de supuesto desvío de 15 millones de dólares para la reconstrucción del país luego del paso del huracán María, y de participar en el intercambio de mensajes homofóbicos y misóginos, Roselló ha dicho que no renunciará.

En un tuit, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostuvo que “hay muchas cosas malas que están pasando en Puerto Rico. El gobernador está asediado”. Trump agregó que muchos de los líderes boricuas “son corruptos y están robándole abiertamente al Gobierno de Estados Unidos”, toda vez que Puerto Rico es un estado asociado de Washington.

Para la semana entrante se espera continúen las protestas.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL