IZQUIERDA

Frente Sandinista de Liberación Nacional es expulsado de la Internacional Socialista

Frente Sandinista de Liberación Nacional es expulsado de la Internacional Socialista
Frente Sandinista de Liberación Nacional es expulsado de la Internacional Socialista

La Internacional Socialista (IS) expulsó de sus filas al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de Nicaragua por su vinculación a los crímenes de lesa humanidad cometidos desde el pasado 18 de abril, cuando inició una brutal represión en contra de la población que demandaba la salida del poder del presidente Daniel Ortega.

+info

Detienen en Nicaragua a periodista crítico del gobierno de Daniel OrtegaEn Nicaragua, red clandestina vigila los derechos humanos

La IS, una organización mundial que agrupa a 145 partidos políticos y organizaciones de izquierda de todos los continentes, tomó la decisión ayer martes en un foro realizado en República Dominicana.

Desde agosto del año pasado, el Partido Liberación Nacional (PLN) de Costa Rica venía gestionando la expulsión del FSLN, solicitud que luego fue impulsada por el secretario de Relaciones Internacionales del PLN, Ricardo Sancho Chavarría, según informó el diario nica La Prensa.

Después de aprobarse en la comisión de ética de la IS la propuesta de expulsión, se le dio la oportunidad de réplica al representante del FSLN, Francisco Rosales, quien sostuvo que todo lo que ha pasado es consecuencia de un “fallido intento de golpe de Estado”. El principal argumento del PLN para gestionar la expulsión es que desde el poder el FSLN se asoció con el Estado para generar una masiva violación de los más elementales derechos humanos de los nicaragüenses, incluyendo delito de lesa humanidad.

Desde abril las protestas han dejado más de 320 muertos, 700 detenidos y miles de personas exiliadas, de acuerdo con organismos de derechos humanos.

Ayer, se denunció que el periodista Leo Cárcamo, crítico del Gobierno y director de prensa de radio Darío de León, fue detenido por la Policía, aunque posteriormente fue liberado. Hasta el momento, al menos, 62 periodistas que trabajan para medios críticos al Gobierno han abandonado el país por temor a represalias, según organizaciones gremiales.

Edición Impresa