CARRETERAS

Suspenden acto público de polémico proyecto vial

Suspenden acto público de polémico proyecto vial
Suspenden acto público de polémico proyecto vial

La Dirección Nacional de Contrataciones Públicas ordenó suspender la licitación que lleva a cabo el Ministerio de Obras Públicas (MOP) para construir una carretera que conecte a la vía Centenario con el corregimiento de Nuevo Emperador, en el distrito de Arraiján, provincia de Panamá Oeste.

+info

Licitación de proyecto vial hacia Arraiján, en fase finalLicitación de polémica vía, en su etapa final

La decisión fue tomada luego de que la constructora MECO presentara una acción de reclamo contra el informe elaborado por la comisión evaluadora de este acto público, al considerar que su propuesta sí cumplió con el pliego de condiciones establecido en la licitación.

A este acto público se presentaron tres empresas: consorcio C&T Nuevo Emperador, la empresa MECO y Asfaltos Panameños.

No obstante, la comisión evaluadora descalificó a MECO por no presentar una carta de la Superintendencia de Bancos en la que certificara que el banco que financiará la obra tiene licencia para actuar en Panamá.

En su acción de reclamo, la constructora argumentó que ese punto no fue “taxativamente” exigido como un requisito dentro del pliego de condiciones de la licitación.

A raíz de esto, la Dirección de Contrataciones Públicas decidió admitir el reclamo y suspender temporalmente el acto público. Además, solicitó se les remita el expediente de la licitación.

En este proceso, la comisión evaluadora otorgó el mayor puntaje al consorcio C&T Nuevo Emperador (90 puntos), el cual está conformado por las empresas Toronto Global Holding Corp. y Constructora de Infraestructura Internacional. S.A.

Este consorcio presentó una oferta de $19.3 millones. La propuesta presentada por las empresa MECO fue de $18.9 millones; y la de Asfaltos Panameños, de $18.9 millones.

Esta vía ha sido cuestionada por ecologistas y el Colegio de Ingenieros Civiles, debido a que atraviesa una zona importante de bosques bastante cerca de la cuenca hídrica del Canal.

Sion Atencio, coordinador de la Comisión de Infraestructura del Colegio de Ingenieros Civiles, opinó que antes de llevar a cabo la licitación de una carretera como esa se debería contar primero con un estudio de impacto ambiental.

De acuerdo con su criterio, en primer lugar, deben evaluarse las consecuencias de la obra en la biodiversidad ecológica.

Además, consideró que en este caso, el estudio ambiental debe ser categoría III y no II, como lo contempla el MOP. “Esta licitación está viciada si no se cuenta con los permisos ambientales antes de adjudicar la obra. Allí hay bosques primarios”, dijo Atencio.

Reconoció, empero, que la obra es necesaria si se toma en cuenta el medio millón de habitantes de Panamá Oeste que requiere nuevas soluciones viales.

Edición Impresa