JUICIO

Testigos refuerzan la teoría de la fiscalía sobre el asesinato en la habitación 47

Testigos refuerzan la teoría de la fiscalía sobre el asesinato en la habitación 47
Testigos refuerzan la teoría de la fiscalía sobre el asesinato en la habitación 47

El segundo día del juicio por el crimen de Eduardo Alberto Calderón, ocurrido el 7 de julio de 2018 en la habitación 47 del hotel El Panamá, aportó piezas importantes para armar el rompecabezas en torno a la trama, en la que se menciona al sacerdote David Cosca.

+info

Gerente de hotel y paramédico rinden testimonio en juicio por crimen en hotel

El fiscal Emeldo Márquez, de la División de Homicidio y Feminicidio del Ministerio Público, aseguró que los testigos que acudieron ayer a la audiencia reforzaron la hipótesis de que Hidadi Santos Saavedra estuvo en la escena en la que fue hallado el cadáver de Calderón.

Empleados del hotel alertaron a la policía

El cuerpo de Eduardo Albero Calderón fue hallado por empleados del Hotel El Panamá sobre un charco de sangre el 7 de julio de 2018. Según las pesquisas de la fiscalía, la víctima fue vista poco antes del hecho en compañía de Hidadi Santos Saavedra, quien se hospedaba en la habitación 47. Al juicio comparecerán 40 testigos.



Entre quienes testificaron figura Juan Epifanio Cruz, gerente nocturno del hotel, quien brindó detalles sobre la ubicación de la víctima dentro de las instalaciones, así como del lugar donde se encontraba el acusado.

Asimismo, compareció Ramón Bernal, miembro del equipo de paramédicos que acudió al lugar del hecho y quien relató que la víctima parecía estar en estado de embriaguez y que no se dejaba atender.

El fiscal narró que ninguno de los empleados del hotel pudo determinar el momento en que el acusado abandonó esas instalaciones, a pesar de que había un dispositivo de seguridad para impedirlo.

Informó que en los próximos días citará a peritos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (Imelcf), con el propósito de que presenten las evidencias encontradas dentro de la habitación y de las lesiones halladas en el cuerpo de la víctima.

Mientras tanto, la abogada de Santos Saavedra, Holanda Polo, reiteró que será el jurado el que defina la inocencia o culpabilidad de su cliente y que hasta ahora no hay una sola evidencia que lo vincule con el homicidio.

Aseguró que en su momento presentará las pruebas que demuestran la inocencia de su cliente.

Cosca

Como parte del proceso, el sacerdote David Cosca enfrenta cargos por supuesto encubrimiento. Cosca se dio a conocer por su labor en la iglesia La Divina Misericordia, ubicada en vía Israel.

De acuerdo con la fiscalía, el sacerdote fue quien reservó y pagó la habitación 47 e incluso esa noche estuvo en “la oficina”, como le llamaban a ese cuarto, según explicó él mismo, para ofrecerle el sacramento de la confesión a Santos Saavedra, por insistencia de este.

Edición Impresa