JUSTICIA

Tribunal ordena a familia de Pinochet devolver parte de la riqueza mal habida

Tribunal ordena a familia de Pinochet devolver parte de la riqueza mal habida
Tribunal ordena a familia de Pinochet devolver parte de la riqueza mal habida

Un tribunal chileno ha ordenado a la familia del difunto dictador Augusto Pinochet que devuelva parte de la fortuna que guardó en el Caribe, el golpe más reciente al legado de un hombre en el pasado, venerado por la derecha como cruzado anticomunista y salvador de la economía de Chile.

El Tribunal Supremo ordenó a la familia el viernes, que devolviese $1.6 millones de su fortuna de $13 millones, gran parte de la cual estuvo inicialmente guardada en el Riggs Bank y que se conoció por una investigación sobre blanqueo de dinero en Estados Unidos, hace 14 años. Riggs fue adquirido por PNC Financial Services Group, una compañía bancaria con sede en Pittsburgh, en 2005.

La reputación del hombre que gobernó Chile con mano de hierro desde 1973 hasta 1990 después de derrocar al gobierno socialista del presidente Salvador Allende, se empañó después de dejar el gobierno. Cientos de ex cargos militares fueron declarados culpables de violación de los derechos humanos, mientras que el caso Riggs socavó el argumento de que lo hizo todo para salvar al país del comunismo.

“Pinochet ha perdido gran parte de su atractivo, incluso entre los derechistas en Chile”, dijo Patricio Navia, politólogo y profesor en la Universidad de Nueva York. Para muchos chilenos, su reputación “no puede caer más”.

Las referencias al hombre que afirmó que “en este país no se mueve una hoja sin que yo lo sepa” han desaparecido del país gradualmente. El nombre de la vía pública de Santiago, que conmemoraba el golpe del 11 de septiembre, se ha cambiado y las monedas de 10 pesos que celebraban el acto se han retirado de circulación. En Santiago no hay estatuas a su figura. Hay una en el palacio presidencial de Allende, que se pegó un tiro durante el golpe. Pinochet falleció en 2006.

Desvanecimiento de su legado. Pinochet mantuvo el cargo de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas hasta 1998.

Edición Impresa