CORRUPCIÓN

Estados Unidos sanciona a la esposa de Daniel Ortega

Estados Unidos sanciona a la esposa de Daniel Ortega
Estados Unidos sanciona a la esposa de Daniel Ortega

A simple vista, la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, impresiona por la cantidad de objetos que, cual árbol de Navidad, cuelgan de su enjuta anatomía. Collares, sortijas, relojes y pulseras, entre otros elementos, se confunden con sus holgados y multicolores vestidos que, en el centro de su anatomía, aprieta con gruesos cinturones.

Excéntrica para algunos, grotesca para otros, a la Chayo, como es conocida coloquialmente por los nicaragüenses, Estados Unidos le impuso ayer martes sanciones económicas por su responsabilidad en abusos contra los derechos humanos y actos de corrupción.

La medida, que también alcanza al asesor de seguridad nacional de Ortega, Néstor Moncada, bloquea todos los bienes y activos que tengan bajo jurisdicción estadounidense, e impiden a personas y entidades de esa nación hacer negocios con ellos.

En julio pasado, Estados Unidos aplicó la Ley Magnitsky al jefe policial Francisco Díaz, al tesorero del Frente Sandista de Liberación Nacional (FSLN), Francisco López, y al secretario general de la alcaldía de Managua, Fidel Moreno, que incluyó congelar todos sus activos y bienes dentro de la jurisdicción estadounidense.

La Ley Magnitsky se aplica a personas vinculadas con violaciones a los derechos humanos y con actos de corrupción.

Complicidad

Desde el pasado 18 de abril, cuando estalló la crisis política en esa nación, la represión desatada en contra de la población por el gobierno Ortega-Murillo ha dejado más de 300 muertos y al menos 2 mil heridos.

De 67 años de edad, la sobrina-nieta del héroe nicaragüense Augusto César Sandino es señalada por Estados Unidos como una persona con gran influencia en la Juventud Sandinista, que es parte del gobernante FSLN, y sobre la Policía Nacional, entidades a las cuales responsabilizan por cometer actos de represión en contra de los opositores.

Ayer, la activista nicaragüense-costarricense Ana Quirós denunció que existe una persecución contra el movimiento feminista por su oposición al gobierno Ortega-Murillo. “Le somos incómodos a Daniel Ortega, pero sobre todo a Rosario Murillo”, declaró Quirós en conferencia de prensa en San José, Costa Rica, donde se aloja.

(Con información de El Nuevo Diario, La Prensa de Nicaragua, La Voz Sandinista, AFP y Reuters).

Edición Impresa