SALUD

Vacuna contra la fiebre amarilla, un requisito de viaje indispensable

Vacuna contra la fiebre amarilla, un requisito de viaje indispensable
A la Región Metropolitana de Salud, por día, acuden 250 personas a vacunarse.

El director de la Región Metropolitana de Salud, Aurelio Rangel, informó que en el último año aumentó el número de personas que se colocan por día una vacuna contra la fiebre amarilla para poder viajar a otros países.

Rangel explicó que hasta el año pasado no pasaban de 80 aplicaciones de la vacuna al día, pero este año la cifra se elevó a 250.

Un comportamiento que atribuyó, en principio, al brote de la enfermedad que se registro en Brasil, y posteriormente a la decisión de otros países de la región de colocarlo como un requisito de entrada (ver tabla).

El funcionario agregó que en el caso de Panamá le exigen la vacuna a las personas que viajan a Brasil o proceden de este país.

Mientras, algunos usuarios consideraron que el proceso de vacunación es lento y las instalaciones en las cuales les toca esperar no están en las mejores condiciones.

Vacuna contra la fiebre amarilla, un requisito de viaje indispensable
A la Región Metropolitana de Salud, por día, acuden 250 personas a vacunarse.

Así lo expresaron Kiara Ponce y Félix Camargo, dos jóvenes que acudieron a vacunarse, porque se disponen a viajar el próximo mes.

Ponce y Camargo llegaron a la sede de la Región Metropolitana de Salud a las 8:00 a.m., media hora después de la hora pautada para comenzar la aplicación de la vacuna y les tocó el cupo 140. Ponce reconoció que lo positivo de la atención es que llaman de 10 en 10.

Por su lado, el director encargado de Epidemiología del Ministerio de Salud (Minsa), Israel Cedeño, explicó que la vacuna se debe colocar al menos 10 días antes de hacer el viaje, para que se pueda obtener el 80% de inmunidad contra la enfermedad.

Cedeño agregó que Nicaragua se unió desde este año al grupo de países que tienen como requisito de entrada la inmunización.

La Organización Mundial de la Salud define la fiebre amarilla como una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por el mosquito Aedes aegypti.

Edición Impresa