DIMISIóN

Se acaba La Fortaleza para Ricardo Rosselló

Se acaba La Fortaleza para Ricardo Rosselló
Se acaba La Fortaleza para Ricardo Rosselló

Aferrado al poder, el otrora flamante gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, se encontraba ayer en La Fortaleza, la residencia oficial, alejado de un pueblo que exige su renuncia.

Mientras caía la tarde en el Viejo San Juan, donde se ubica la sede gubernamental, cientos de personas abarrotaban el lugar, ondeando la bandera puertorriqueña, sonando pailas y, ante la expectativa creada, esperando por la renuncia de a quien ya empiezan a llamar “exgobernador”.

El martes, Rosselló reiteró que no renunciará, y en un comunicado señaló que “El pueblo está hablando y me toca escuchar”, alegando que se concentraría en gobernar y no en reponder preguntas sobre la crisis política.

Roselló es acusado de desviar $15 millones destinados a paliar las necesidades causadas por el huracán María en 2017, además de estar involucrado en un chat en el que junto a otras 11 personas compartía mensajes insultantes y burlones sobre mujeres, homosexuales, periodistas y víctimas del huracán.

La filtración se produjo inmediatamente después de la detención de dos de sus exasesores principales y otras cuatro personas por cargos federales de robo, lavado de dinero y fraude electrónico.

Los funcionarios fueron acusados de dirigir contratos a empresas favorecidas, lo que reforzó los sentimientos de los manifestantes de que la administración Rosselló está llena de clientelismo y corrupción.

Se acaba La Fortaleza para Ricardo Rosselló
Se acaba La Fortaleza para Ricardo Rosselló

Incertidumbre

La prensa nacional e internacional fue citada ayer a las 4:00 p.m. a La Fortaleza, pero no fue hasta dos horas después cuando el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Anthony Maceira, les informó que Rosselló se encontraba trabajando en un mensaje que dirigiría al país.

Ante la pregunta de a qué hora sería la comparecencia del gobernador, Maceira contestó que no tenía hora, lo cual causó la indignación de los comunicadores y de los manifestantes.

Más temprano, la oficina de Rosselló dijo que el gobernador estaba contemplando su futuro.

“Está en un proceso de reflexión y de escuchar a la gente”, según un comunicado. “Cualquiera que sea la decisión que tome, se comunicará oficialmente, como de costumbre”.

Juicio político

Este miércoles, los legisladores opositores pidieron a la legislatura iniciar un proceso de juicio político contra Rosselló.

Carlos Méndez, miembro del Partido Nuevo Progresista de Rosselló, dijo que los legisladores esperaban la renuncia del gobernador ayer en horas de la tarde.

Si no lo hace, explicó, la Cámara de Representantes comenzará los pasos para destituirlo.

Enrique Colón Santana, uno de los abogados, dijo que habían encontrado pruebas de delitos, pero se negó a dar más detalles.

Las protestas aumentan la presión sobre Rosselló para que renuncie, en medio de la agitación que hundió a la isla en bancarrota en una situación de incertidumbre, mientras lucha por reactivar una economía marcada por la recesión y la reconstrucción tras el devastador huracán María.

(Con información de ElNuevoDía.com, Primera Hora, Bloomberg, AFP)

Edición Impresa