PANDEMIA

América Latina y el Caribe supera las 800 mil muertes

 América Latina y el Caribe supera las 800 mil muertes
Un hombre es inoculado con una dosis de la vacuna AstraZeneca contra la Covid-19 en el estado de Jalisco, México. AFP

América Latina y el Caribe superaron ayer los 800 mil muertos por la Covid-19 en momentos en que la vacunación avanza de forma dispar en el mundo y resurgen las dudas sobre los efectos de la vacuna de AstraZeneca.

Mientras, el gobierno de Estados Unidos se prepara para anunciar que todos los adultos del país serán pronto elegibles para vacunarse.

Las cifras

Con un total de 800 mil 99 decesos (en más de 25.3 millones de contagios), Latinoamérica es la segunda región más enlutada por el SARS-CoV-2, detrás de Europa (974 mil 318 muertes), según el recuento de la AFP a partir de fuentes oficiales.

Brasil es de lejos el país más golpeado con más de 332 mil fallecidos, superado solo por Estados Unidos con 555 mil.

En la región, le siguen México con 204 mil 399 muertos, Colombia con 64 mil 293, Argentina con 56 mil 471 y Perú con 53 mil 138.

Estos cinco países representan casi el 89% de los muertos en la región.

A nivel mundial, el coronavirus se cobró ya más de 2.8 millones de vidas en 131.7 millones de contagios.

Mientras, un responsable de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) confirmó “un vínculo” entre las trombosis sufridas por personas inyectadas con ese inmunizante.

“Está claro que hay un vínculo con la vacuna, que provoca esa reacción. Sin embargo, aún no sabemos por qué”, aseguró Marco Cavaleri, responsable de estrategia de las vacunas de la EMA, al diario italiano Il Messaggero.

La EMA —que días atrás había descartado ese vínculo— deberá pronunciarse oficialmente sobre ese tema, adelantó.

Varios países decidieron dejar de administrar esta vacuna en algunas franjas de edad, entre ellos Francia, Alemania y Canadá.

Además, este martes la universidad de Oxford anunció la suspensión de los ensayos con niños de la vacuna que creó con AstraZeneca, a la espera de una decisión de la agencia de medicamentos británica, aunque aclaró que “no hay preocupación” en torno a la seguridad del mismo. Y la Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en los beneficios del inmunizante de AstraZeneca.

“No hay evidencia de que el balance riesgo-beneficio deba ser modificado”, declaró Rogerio Pinto de Sa Gaspar, director de regulación y precalificación de la OMS.

“Estas ventajas son verdaderamente importantes en términos de reducción de mortalidad entre la población vacunada”, subrayó, y rechazó la excesiva tendencia a destacar los riesgos. “Necesitamos restablecer el equilibrio [de nuestro mensaje] con los beneficios que aporta la vacuna”, añadió.

En Estados Unidos, cuya campaña de vacunación avanza a muy buen ritmo, el presidente Joe Biden se apresta a anunciar que todos los adultos podrán vacunarse a partir del 19 de abril y no desde el 1 de mayo como estaba inicialmente previsto.

Y mientras la vacunación avanza a ritmo dispar en el mundo, se multiplican los confinamientos y restricciones ante el repunte de los contagios en varios países.

Edición Impresa