‘App’ para captar contactos de positivos, sin respuesta de AIG

‘App’ para captar contactos de positivos, sin respuesta de AIG
Lo contactos de los positivos de Covid-19 reciben una alerta sobre la situación. Cortesía

Un equipo de tres ingenieros en computación y uno en electrónica diseñó una aplicación para dispositivos móviles (app) que permite conocer si una persona estuvo en contacto con alguna persona positiva de la enfermedad Covid-19.

No obstante, los profesionales –cuya edad promedio no supera los 32 años de edad– llevan un mes esperando una respuesta de la Autoridad Nacional para la Innovación Gubernamental (AIG), donde presentaron el proyecto que donarían listo para su aplicación.

Demóstenes García, uno de los desarrolladores de la aplicación, explicó que aunque el app está lista para ser utilizada debe cumplirse con los requisitos establecidos por tiendas como Google y Apple para proveer las descargas a los usuarios, y para ello requieren de una autorización del Ministerio de Salud (Minsa).

García expresó que las autoridades, en este caso el Minsa o el Gobierno Central, deben asumir el costo de la ejecución del proyecto, específicamente su administración y la adquisición de los servidores.

García informó que la idea para diseñar la aplicación salió de “ tecnología de trazabilidad de contactos”, la cual fue acuñada por el gobierno de Singapur cuando comenzó la pandemia en ese país.

La aplicación funciona como un radar que detecta y almacena los datos de cercanía, además del día y la hora para, posteriormente, en caso de detectar que uno de estos contactos dé positivo por la Covid-19, mandar una alerta para realizar una acción, es decir, mantenerse en cuarentena o ser contactados por las autoridades sanitarias, por ejemplo.

Este medio buscó la versión de la AIG sobre la acogida o negativa que podrían dar al proyecto presentado por los ingenieros, pero su director, Luis Oliva, informó que se encontraba en una reunión y que devolvería la llamada al culminar.

Al cierre de esta edición no se logró respuesta, a pesar de que se intentó nuevamente contactar a Oliva.

Edición Impresa