SALUD PÚBLICA

Los casos de malaria, en aumento en Panamá

Los casos de malaria, en aumento en Panamá
Infografía

El boletín epidemiológico del Ministerio de Salud (Minsa) muestra que hasta la semana 35 [del 25 al 31 de agosto] se han registrado 777 casos más de malaria, en comparación con el mismo período del año pasado.

+info

Minsa de Guna Yala detecta dos casos de malaria en migrantesPrometedora investigación contra la malaria, en marchaMalaria, una enfermedad sin erradicar

La enfermedad, transmitida por los mosquitos hembra Anopheles con una sola picada, ha afectado este año a un total de mil 275 personas; mientras que el año pasado la cifra ascendía a 498.

De hecho, en 2018 se reportó en el país un total de 715 casos de malaria, y en 2017 la cifra ascendía a 689 personas afectadas.

Los informes de Epidemiología detallan que las cuatro zonas endémicas del país son Guna Yala, Panamá Este, Darién y la comarca Ngäbe Buglé, donde circula el Plasmodium vivax y Plasmodium falciparum.

El aumento de casos de malaria evidencia que será difícil erradicar la enfermedad antes de 2022, como lo establece el Plan Estratégico de Eliminación de la Malaria, firmado en abril de 2018 entre las autoridades de Salud y representantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y en el que se plantean las acciones necesarias para alcanzar la eliminación de casos autóctonos en el país. Entre las medidas que se deben tomar figuran la búsqueda activa de los casos, abordaje integral, orientación a la comunidad y rociado intradomiciliar de insecticida.

“Estos casos de la enfermedad se debe a múltiples factores, como una recurrencia, reinfección y resistencia del parásito a los medicamentos ”.


Lorenzo Cáceres, entomólogo del Gorgas.

Factores de riesgo

El entomólogo del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud Lorenzo Cáceres sostuvo que el aumento de casos se debe a la migración de personas asintomáticas y sintomáticas procedentes de regiones endémicas dentro del país, la renuencia -principalmente en poblaciones indígenas- a someterse a pruebas de sangre, a completar el tratamiento antimalárico y la aplicación del rociado intradomiciliar con insecticidas de acción residual.

Otros factores son la tardía captación de los casos de malaria en las zonas endémicas, añadió Cáceres.

Por su parte, Azael Saldaña, del Centro de Investigación y Diagnóstico de Enfermedades Parasitarias de la Universidad de Panamá, indicó que, como muchas otras infecciones transmitidas por vectores, la incidencia de casos se presenta de forma cíclica, con variaciones, sobre todo relacionadas con la temperatura y las lluvias. Además, Saldaña acotó que el parásito presenta resistencia a algunos antimaláricos y los mosquitos se han vuelto resistentes a varios insecticidas.

Un objetivo real

Un nuevo informe elaborado por expertos internacionales en salud afirma que el mundo podría estar libre de malaria en el lapso de una generación.

El estudio, publicado recientemente en la revista The Lancet y comisionado por la Organización Mundial de la Salud, señala que la enfermedad -que mata a cerca de 435 millones de personas al año- puede y debe erradicarse para 2050.

Edición Impresa