KNOCKOUT

‘La corrupción es parte del sistema’, Héctor Valdés Carrasquilla

‘La corrupción es parte del sistema’, Héctor Valdés Carrasquilla
‘La corrupción es parte del sistema’, Héctor Valdés Carrasquilla

Usted fue corregidor, juez nocturno, representante, alcalde, diputado y ahora es alcalde de nuevo. ¿Qué sigue?

Candidato a la Presidencia del país.

¿Se siente capacitado para eso?

Claro que sí. Lo decidirá el pueblo.

¿En cuál de los cargos que ha estado hay más y menos corrupción?

Eso es parte del sistema. Se ha hecho muy común y popular. En todos lados los procesos, ante la falta de conciencia y capacitación y la necesidad de la gente, se vuelven corrupción…

Todos los homicidios del fin de semana pasado, según Mirones, se originaron en fiestas aprobadas por los alcaldes. ¿Usted dio permisos?

Claro.

¿Con alcohol?

Para fiestas normales. Si toman y algo ocurre, responsabilidad de ellos.

¿Con qué cara los representantes y alcaldes pidieron plata para fiestas, habiendo contención del gasto?

Lo han distorsionado: pedimos ayuda para hacer felices a niños y mamás. Nuestro enfoque es social, no festivo...

Según usted, los políticos tienen que rendir cuentas. ¿Y las de su planilla?

Siempre. Y me traje a la misma gente para la alcaldía.

¿Cuánta gente se llevó?

Como 20 personas. Todas están acá.

¿Por qué tenía cuatro choferes?

Es que los nombraban así, pero tenían diversas funciones.

A usted le pararon la planilla. Según usted, eran fallas de sustentación, no botellas. ¿Qué fallas eran?

Era un conductor.

¿No tenía familiares nombrados?

Ningún Carrasquilla.

Carrasquilla tenía a Ana, Juan, Rosa y Máximo, y Valdés tenía a Alma, Armando, Luis y Milagros… ¿Esos no son parientes suyos?

Milagros, Maximiliano y Juan no. Ana, Rosa y Alma sí. Y hay unos que no me acuerdo. Si trabajan, ¿por qué no?

¿Por conflicto de intereses y tráfico de influencias, le suenan?

Pero no eran posiciones relevantes…

Y en la alcaldía, ¿a quiénes tiene?

A nadie.

Y la hermana de su esposa, ambas hermanas de Raúl Pineda, ¿como jefa de auditoría interna?

¡Ah!, pero ella estaba desde mi alcaldía pasada. No le veo problema a eso.

Usted gastó $2.6 millones en planillas. ¿Tampoco ve tema ahí?

¡Ah!, pero esa es la suma de muchos funcionarios.

Sin esos funcionarios trabajando en su circuito, ¿sería hoy alcalde?

Ellos también iban a la Asamblea...

Y usted, ¿hacía algún estudio para desembolsar hasta $3 mil en donaciones, o era discrecional?

Son personas que necesitaban eso...

Usted le donó $35 mil a la junta comunal de Amelia Denis en 2015, y a la de Belisario Frías, mil 500. ¿Por qué?

Para sus actividades sociales.

Siendo diputado le cautelaron $220 mil por supuestas irregularidades en el cobro de impuestos. ¿Cómo cuadra eso, ganando $7 mil y solo siendo boxeador y funcionario?

No cautelaron nada, eso fue morbo.

¿Morbo del Tribunal de Cuentas?

Yo no sé. A mí no me cautelaron.

Pero, ¿no depositaba lo que recaudaban o cómo era la vuelta?

Desconozco. Intereses políticos...

Usted era alcalde y representante legal, ¿y no lo sabe? ¿Quién lo sabe?

Que investiguen. No era yo.

Y, ¿por qué saltó a CD en medio de ese escándalo? ¿O fue casualidad?

¡Ah, no!, pero eso no tiene nada que ver. Fue porque se ensañaron contra mí para montarme expedientes. Querían desaparecerme de mi terreno político.

¿Con quién de CD arregló su salto?

Alma Cortés, Juan Carlos Illueca…

¿Qué le dieron a cambio?

Nada. Yo fui sobreseído.

Roux reservó la alcaldía de San Miguelito para usted y Martinelli pidió apoyar a Cumberbach. Hoy, en esa pugna, ¿a quién le va?

Al que logre unificar el partido respetando a los líderes territoriales.

¿Ya se arregló con Martinelli?

No. Exijo respeto a mi liderazgo. El pueblo fue inteligente, no es por nada.

¿Se va a quedar en CD?

Si me respetan, sí. Es determinante.

O sea, que no lo están respetando…

Es que están pasando muchas cosas.

Inocencia de Martinelli. Su opinión.

Pasemos a la siguiente pregunta.

¿Los magistrados deben investigar a los diputados y viceversa?

Yo me identifico con eso, porque es lo que está en la norma.

¿Se debe eliminar la prueba idónea?

No. Si no, quien sea te acusa de lo que sea. Es un mecanismo de seguridad.

Y cuando los diputados acusan sin pruebas, ¿eso sí se vale?

Sí. Eso es lo que dice la norma.

Por falta de prueba idónea la Corte lo salvó de una denuncia por delitos contra la administración pública…

Eso es mentira… todo me lo inventó Cumberbach para inhabilitarme.

¿Eso no lo presentó un abogado que se llama Eduardo Lamphrey?

Es abogado. Trabaja solo si le pagan. Eso parece novela de Corín Tellado.

¿Se ha leído algún libro de Tellado?

Cómo no, bastante.

¿Cuál fue el último libro que leyó?

No me acuerdo, pero me encantan las novelas de ella.

¿Qué extraña de la Asamblea?

Fue una hermosa experiencia. Gran universidad. Hay grandes valores.

¿Cómo cuáles?

Conocimiento, institucionalidad...

¿Por qué en su primera alcaldía dejó una deuda de $2.5 millones con el Seguro Social?

Yo ya había hecho un acuerdo con el Seguro... Y cuando yo llegué también vi deudas y no cuestioné a los anteriores.

Usted manejó $25 millones como alcalde la primera vez y, según Contraloría, hubo desembolsos sin sustento… ¿También es mentira?

Hasta ahora yo me entero de eso.

También en su alcaldía se detectó un faltante de $256 mil en impuestos. ¿Qué dice de eso?

Debe ser lo mismo que el otro caso.

Todo, o es mentira o no lo recuerda…

Soy un gran survivor. Gracias a Dios y al pueblo noble de San Miguelito.

¿Por qué mete a Dios en sus líos?

Porque yo sí lo quiero y lo respeto.

Usted dijo que creará una dirección de transparencia en la alcaldía. ¿Por qué la ejecución de los fondos no está actualizada ni es transparente?

¡Ah!, estamos empezando. La administración pasada debió dejar eso.

Sabonge dijo que el Metro Cable será un proyecto de Estado, porque es muy necesario. Usted dijo que no era prioritario. ¿Ya se alinearon?

Sí, yo lo dije porque no teníamos los fondos. Pero es un proyecto país.

¿Cómo va a proponer un teleférico para una ciudad donde no sirve ni el transporte terrestre? ¿No es mejor invertirle esos $120 millones a eso?

Esto es la modernidad…

Revisalud, como parte de su contrato, le da a la alcaldía un fondo mensual para obras. ¿Coima oficial para que no le quiten el contrato?

No... Eso le permite a las juntas y a la alcaldía ayudar a la comunidad.

Cumberbach lo acusa a usted de las finanzas y usted a él. Pero tenían a la misma jefa de fiscalización, que es su cuñada. ¿Entonces?

Yo no lo acuso. Solo reacciono.

¿Cuándo presentará las denuncias de lo que ha dicho de Cumberbach?

Hay un equipo viendo si demanda.

¿Usted contrató a algún diputado de los no reelectos?

Todavía... hay la posibilidad.

Usted le resuelve a su gente con efectivo. ¿De dónde lo saca?

De mi salario. El que comparte es feliz. Desde que era boxeador siempre compartí mis ingresos con la gente.

Una vez usted dijo ser acaudalado. ¿Qué negocios tiene?

Lo soy porque tengo millones de personas que me quieren y respaldan.

¿Qué negocios tiene?

Ninguno. Me he ganado la lotería varias veces. Me gusta comprar número.

Usted es boxeador. ¿Pegan más duro dentro o fuera de la política?

En el ring sabes quién es el contendor. En política hasta el que más te alaba te está metiendo el puñal.

Sus amigos políticos son...

José A. Domínguez, Yanibel Ábrego, Dana Castañeda, Pedro M. González...

Pedro lo criticó cuando saltó a CD...

Bueno, ya pasó. Veamos el futuro.

Y, ¿cómo va con Balbina Herrera?

Deja eso así... Aunque hace un año reconoció mi trabajo.

¿Qué se siente ser visto como impresentable por tanta gente?

Jesús dio la vida por todos nosotros y 40 fariseos incomprendieron su rol. ¿Qué esperar de mí que soy un mortal?

Perfil

Ha sido boxeador, corregidor, juez nocturno, representante, diputado y ahora es alcalde de San Miguelito por segunda ocasión.

Edición Impresa